Archivos para la categoría: Uncategorized

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can alway preview any post or edit you before you share it to the world.
Anuncios

>

Por Lic. Mory Luna
moryluna@live.com.mx

Una maestra decidió honrar a cada uno de sus alumnos que estaban a punto de graduarse en el colegio, hablándoles de la huella que cada uno de ellos había dejado en su vida.

Primero les contó a cada uno, cómo y de qué manera habían hecho huella en la vida de ella y en la de la clase.

Luego presentó a cada uno con una cinta azúl impresa con letras doradas, en la cual se leía: “Quien soy deja huella”

Al final la maestra decidió hacer un proyecto de clase para ver el impacto que el reconocimiento tendría en una comunidad. Les dió a cada uno tres cintas azules más, y les pidió que fueran y extendieran esta ceremonia de reconocimiento. Luego deberían de seguir los resultados, ver quién premió a quién e informar a la clase al cabo de una semana.

Uno de los alumnos fue a ver a un jóven ejecutivo de una industria cercana y lo premió por ayudarle con la planificación de su carrera. Le dió una cinta azúl y la adherió a su camisa. Luego le dió las dos cintas extras y le dijo: “estamos haciendo un proyecto en clase de reconocimiento, y nos gustaría que usted encontrara a alguien a quién premiar y le dé una cinta azul”.

Más tarde ese mismo día, el jóven ejecutivo fue a ver a su jefe, quien tenía reputación de ser una persona amargada y le dijo qué él lo admiraba profundamente por ser un genio creativo.

El jefe pareció estar muy sorprendido. El joven ejecutivo le preguntó si aceptaría el regalo de la cinta azúl y darle permiso de ponerla en su saco. El jefe le dijo “Bueno, claro!” El joven ejecutivo tomó una de las cintas azules y la puso en el saco del jefe, sobre su corazón.

Y le preguntó: “Podría tomar esta última cinta extra y pasarla premiando a alguien más?” El estudiante que me dió estas cintas está haciendo un proyecto en clase y queremos continuar esta ceremonia de reconocimiento y ver cómo afecta a la gente.

Esa noche el jefe llegó a su casa y se sentó junto a su hijo de 14 años y le dijo: “Hoy me sucedió algo increíble… estaba en mi oficina y uno de mis empleados vino y me dijo que me admiraba y me dió una cinta azúl por ser un genio creativo” “Imagínate, él piensa que soy un genio creativo!” “Luego me puso una cinta azúl que dice: “Quien soy deja huella”.

“Me dio una cinta extra y me pidió que encontrara a alguien más a quien premiar. Cuando conducía hacia acá comencé a pensar a quién pudiera premiar con esta cinta y pensé en ti. Quiero premiarte a ti.
“Mis días son agitados y cuando llego a casa no te pongo mucha atención.” “Te grito por no tener buenas notas en la escuela y por el desorden en tu habitación”. “De alguna forma esta noche, sólo quería estarme aquí y bien, hacerte saber que me importas”. “Tú y tu mamá son las personas más importantes en mi vida” “Eres un gran muchacho y te quiero!”

El muchacho sorprendido comenzó a llorar muy fuerte, no podía parar. Todo su cuerpo temblaba.
Miró a su padre y entre lágrimas dijo: “Papá… hace un rato me senté en mi habitación y escribí una carta para ti y mamá explicando por qué me había quitado la vida y les pedía que me perdonaran, me iba a suicidar esta noche; pensé que a ustedes yo no les importaba”. “La carta está arriba, no creo que la vaya a necesitar después de todo esto”.

Su padre subió al segundo piso y encontró la carta, sincera y llena de angustia y dolor.

El jefe regresó al trabajo totalmente cambiado, ya no estaba amargado. Pero se aseguró de hacer saber a sus empleados que ellos hacen la diferencia.

El jóven ejecutivo ayudó a muchos otros jóvenes con la planificación de sus carreras, uno de ellos era el hijo de su jefe y nunca se olvidó de recordarles que ellos dejaban huella en su vida.

El jóven y sus compañeros de clase aprendieron una lección muy valiosa… “Quine eres deja huella”
Quiero hacerte saber que tú, quién lees esto… eres importante. Quien eres deja huella y quería que lo supieras. Te estoy pasando la cinta azúl a ti… Piensa tú en alguien y díselo…

NUNCA SABRÁS LA DIFERENCIA QUE UN POCO DE MOTIVACIÓN PUEDE TENER EN UNA PERSONA.

Que tengas un día maravilloso…
Estaré aquí la próxima semana… Besitos…

>(Ampliar)

>Por Lic. Mory Luna
moryluna@live.com.mx

Gritemos ¡Viva México!… realmente desde el fondo de nuestro corazón y con la conciencia de saber quienes somos y lo que debemos y podemos cambiar.

Dadas las circunstancias sociales y políticas por las que está pasando nuestro país en este momento, el conocimiento de lo que ha sido la cultura en México, debe ser uno de los primeros lugares en nuestro plano de las preocupaciones intelectuales de nuestro estudio. Sobre todo en esta época llena de problemas, y en la cual los hombres y las mujeres tenemos que decidir sobre las directrices no sólo de nuestra vida material sino también en la vida de nuestro espíritu en el futuro.

A partir de conocer la psicología del mexicano en el trabajo, buscamos hacer un análisis minucioso de lo que hasta hoy ha sido nuestra manera de ser y lo que hemos obtenido a través de ella, ya que los seres humanos somos moldeados por la cultura (tradiciones, costumbres, valores), de ahí que es importante saber dónde estamos para que de allí comencemos nuestro desarrollo; ya que nosotros los mexicanos tenemos el potencial de ser excelentes, sólo falta echarlo a andar satisfaciendo cada una de nuestras necesidades de ser humano y no echarle la culpa a nadie de nuestros problemas sino enfrentarlos con responsabilidad y no esperar a que nos lo resuelvan.

Los valores humanos que tiene el mexicano es lo más preciado de nuestra cultura, pueden hacer que el mexicano sea productivo.

La psicología del mexicano es la clave para interpretar nuestro subdesarrollo, para ello si queremos entendernos, debemos de conocer y entender nuestra historia, las raíces últimas de la conductas laborales deben buscarse en la psicología, en las idionsincrasias nacionales. La cultura es una enorme fuerza determinante de los comportamientos. La relación que existe entre la cultura mexicana y la personalidad de los mexicanos es muy estrecha.

Ya que muchos problemas en el desempeño laboral surgen en torno al manejo del elemento humano y se debe de entender que la fuerza de toda empresa es el factor humano y que la productividad, la eficiencia, la calidad son resultado más de la gente que de los sistemas y de los recursos técnicos y materiales.
La aculturación o inculturación es dejarnos moldear por el medio. De ahí que el ser humano se deja moldear por su cultura, (religión, gobierno, valores como la honradéz, la excelencia y agresividad).
La influencia del medio se conforma por tradiciones, costumbres, normas sociales, estilos, moda, ideologías, valores, etc. Los valores son elementos dinámicos que definen una cultura y ésta se desarrolla de forma que modelan el carácter social.

La personalidad de un individuo se rige por su herencia biológica y por su historia personal, además de ser afectada tanto por la cultura como por la experiencia (psicología clínica).

El mexicano ha sufrido diferentes traumas durante toda su historia (desde la conquista, pasando por la represión religiosa, militar, ya que se edificaron templos católicos sobre las ruinas de sus antiguos dioses dando razón suficiente para una desculturación; durante el período de independencia, donde los mestizos no tenían una identidad, o sea que no eran ni españoles, ni indígenas; durante la época de Maximiliano de Hasburgo y la pérdida de nuestro territorio; el porfiriato, donde los ricos eran más ricos y los pobres más pobres; la revolución de 1910; la dependencia con Estados Unidos en todos los aspectos, creándonos actitudes ambivalentes: de admiración y de coraje, de envidia y de rechazo y más recientemente las devaluaciones y la pérdida del poder adquisitivo.

Es importante conocer los aspectos que determinan nuestra identidad, ya que en base a estos podemos interpretar por qué los mexicanos vemos la realidad de una forma peculiar.

Se entiende por identidad nacional la conciencia de determinados rasgos compartidos por la colectividad, y la aceptación de un estilo de vida que incluye un peculiar sistema de normas y valores. En una sociedad colonial y de castas como la Nueva España, era imposible e impensable tal identidad.
Los mexicanos aparentamos que nos reímos del fracaso, de la desgracia; son mecanismos psicológicos para tapar la debilidad, de ahí nuestro carácter rudo y el querer resolver todo violentamente.

La sociedad mexicana actual parece ser dos naciones en una… la nación moderna, minoría privilegiada que acapara ciencia, riqueza y poder y la mayoría oprimida y marginada.

La auto devaluación de nosotros los mexicanos es muy común, desde que valoramos todo lo extranjero, nos apoyamos en las influencias porque sentimos no valer sobre nosotros mismos. Existen diferentes factores en la sociedad actual que hacen que el mexicano se auto denigre como lo es la corrupción, el influyentismo, la sobre valuación de los extranjeros, la fanfarronería, la impuntualidad, el despilfarro, la basura, la susceptibilidad.
Estaré aquí la próxima semana… Y agradezco mucho las sugerencias sobre temas a tratar que me han enviado a mi correo electrónico, las cuales me comprometo en ofrecer información a partir de mi próxima colaboración en este nuestro espacio…

Besitos…

>Por Lic. Mory Luna
moryluna@live.com.mx

Buen día gente bonita…

Se nos cayeron muros y casas completas. Muchas cosas materiales a las que les teníamos cariño desaparecieron ante nuestros ojos sin que nada pudiéramos hacer. Perdimos seres queridos y de un momento a otro nos sentimos solos y desamparados.  

Tanta importancia que le damos a la tecnología y nos costó días poder llegar a
comunicarnos con zonas cercanas y lejanas. Volvimos a usar el lápiz y muchos de nosotros nos recriminamos por no sabernos los números de teléfonos y por no tener batería para comunicarnos.  
Todo quedó a oscuras, todo quedó en silencio, como una invitación a mirar a lo más profundo de nuestra alma. ¿Cuántos se dieron cuenta quiénes eran los que amaban y descubrieron con sorpresa y tristeza que a lo mejor una relación estaba irremediablemente rota?  
Claramente no todos contábamos con radios a pilas, velas y todo lo que se nos dice que debemos tener en caso de estas situaciones. Muchos edificios no tenían cargados los sistemas de luz de emergencia, como que pensábamos que nunca íbamos a tener que ocuparlos.  
Tuvimos miedo, pena, rabia, nos sentimos frágiles, pequeños y vulnerables. Todo esto sólo nos lleva a concluir que en esos minutos fuimos más que nunca verdaderamente humanos. Sin muletas, sin ataduras, sin dependencias. Desde nosotros tenían y debían salir todas las soluciones. Poco de lo de afuera nos servía.  
La oscuridad nos hacia mirar sombras, bosquejos, nos invitaba a escuchar latidos, ritmos respiratorios, abrazos… El glamour, las “fachas” y las ropas dejaron de importar. Perdimos pudores, nos volvimos simples, sensitivos, empáticos y cariñosos.  
Volvió el día y comenzamos a ver hacia afuera, todo lo cercano aparecía ante nuestros ojos y lo lejano se nos hacia inalcanzable. Sabíamos poco, muy poco de lo que pasaba.  
Evaluábamos la realidad de acuerdo a lo que nos pasó a nosotros, nos faltaba perspectiva.  
Había miedo, inseguridad, curiosidad. Ganas de movernos, ansiedad por hacerlo. No saber por dónde empezar inundaba nuestras cabezas. Los más ansiosos empezaron de inmediato, los más calmados muy de a poco. Algo nos decía que lo que había pasado era grave.  
La radio, hermoso medio, nunca paró. Lo poco que sabíamos era por ella. Gente con temple y valentía que merece un premio por el coraje de dejar a los suyos por el mandato de servir a otros traspasando sus propios miedos. Mil gracias a todos ellos.  
El terremoto fue como un gran colador que mostró lo mejor y lo peor de nosotros mismos. Comenzaba el desafió de recuperar la sabiduría de los que no saben nada. Apareció una crisis valórica que tendremos que revisar cuando ya estemos en pie.  
Tenemos que aprender mucho de la solidaridad, de esa que no tiene que ver con campañas, esa de todos los días. Nos falta respetarnos y tolerarnos más. Aceptar que en la empatía está la verdadera solidaridad.  
Entender que donar cosas no implica hacer un orden de la casa y sacar lo que no nos sirve. El que haya llegado a la Cruz Roja un solo zapato en vez del par, es francamente digno de análisis.
Y hay que sumar el hecho de que en una campaña solamente no se muestra nuestra capacidad para dar, eso es de todos los días.  
Aquí hubo saqueos con plata y sin plata. Ambos imperdonables y reflejo perfecto de todo lo anterior. Tal vez esto muestra nuestra falta de desarrollo espiritual y nuestro extremo apego a las cosas.  
Se nos cayeron las máscaras y los muros, aparecieron nuestras lágrimas muchas veces expresadas en cuatro paredes. Aparecieron seres de luz haciendo campañas, ollas comunes y gestos de solidaridad que sin duda generaron una sonrisa en el rostro de Dios.  
El terremoto del alma es el más lento de sanar. No nos sirve para ello el dinero, la tecnología y tantas otras cosas de las cuales nos apoyamos. Todo nos sirve y nos ayuda pero tendremos que pararnos desde adentro para que lo que construyamos afuera sea de una solidez que el próximo remezón no sea capaz de botar.  
Usemos el humor, la fé y los afectos, creo que con esto el camino se hará más fácil para todos.

Estaré aquí la próxima semana… besitos… 

>Por Lic. Mory Luna J.
moruluna@live.com.mx

Buen día gente bonita…

Son afecciones o síndromes psíquicos y conductuales, causa de angustias y deterioro en importantes áreas del funcionamiento psíquico; afectando el equilibrio emocional, el rendimiento intelectual y la adaptación social. 
 


Neurosis: En esta patología no podemos observar una verdadera pérdida del sentido de la realidad, sino que se trata sólo de una adulteración de ésta.

Dentro de la neurosis encontramos los siguientes trastornos: 


*Histeria: Que es una enfermedad mental que se manifiesta por medio de determinados síntomas físicos, tales como parálisis o movimientos espasmódicos acompañados a veces de falta o exceso de sensibilidad al dolor.

*Trastornos de la Ansiedad: Es el síntoma predominante en dos casos: el pánico y los trastornos ansiosos generalizados.

*Trastornos obsesivos-compulsivos: Una obsesión existe siempre que una persona no puede excluir ciertos pensamientos de la conciencia. Los fenómenos obsesivos abarcan desde actos cotidianos y repeticiones de medida de precaución consciente hasta sistemas intrapsíquicos de comportamientos altamente organizados que dominan a la persona en la neurosis obsesiva y trastornos del carácter.

*Hipocondría: Se hace referencia a una sintomatología psíquica caracterizada por la hipervaloración de una serie de molestias corporales sin justificación.


*Fobias: Es temor irracional y persistente inspirado por un objeto o lugar determinado, también implica ciertas repulsiones e inhibiciones mediante las cuales el sujeto trata de rehuir la ansiedad que lo asecha,

Psicosis: Constituye un trastorno psiquiátrico grave. Las personas consideradas psicóticas no presentan necesariamente trastornos, ni cometen siempre actos que puedan resultar perniciosos para ellas mismas o para la sociedad. Durante la mayor parte de su vida no muestran síntomas patológicos patentes. 


Dentro de la psicosis encontramos los siguientes trastornos:

*Trastornos de la personalidad: Estos trastornos duran toda la vida, algunos rasgos de la personalidad son tan rígidos e inadaptados que llegan a causar problemas laborales y sociales. Daños a uno mismo y a los demás. 


*Trastorno de la afectividad: Son aquellos trastornos en los que el síntoma predominante es la alteración del estado de ánimo. El más típico, la depresión… que se caracteriza por la tristeza, el sentimiento de culpa, la desesperanza y la sensación de inutilidad personal. Su opuesto, la manía… que se caracteriza por un ánimo exaltado, expansivo y también cambiante e irritable, que se alterna casi siempre con el estado depresivo. 


*Trastornos paranoides: Se caracteriza por ideas delirantes de persecución y grandeza.

*Esquizofrenia: Es un grupo de trastornos graves que se caracterizan por perturbaciones del pensamiento, la percepción y la emoción unidas a un sentimiento perturbado sobre uno mismo y la pérdida del sentido de la realidad, hay una disociación entre las cogniciones y las emociones. 


Tipos de esquizofrenia: Esquizofrenia Catatónica. Esquizofrenia Simple. Esquizofrenia hebefrénica. Esquizofrenia paranoide. Demencia.

Depresión: La depresión se refiere a una situación psíquica morbosa en la que se altera fundamentalmente el estado de ánimo en el sentido de una disminución del mismo, y en el que la sintomatología se centra sobre la vivencia de la tristeza y la inhibición psíquica.

La depresión psíquica constituye un síndrome muy frecuente en psiquiatría y prácticamente puede aparecer en todas las enfermedades mentales. 
La depresión es un trastorno mental caracterizado por sentimientos de inutilidad, culpa, tristeza, indefinición y desesperanza profunda. La depresión patológica está determinada por una tristeza sin razón aparente que la justifique y además grave y persistente.

Puede aparecer acompañada de varios síntomas concomitantes incluidas las perturbaciones del sueño y de la comida, la pérdida de iniciativa, el auto castigo, el abandono, la inactividad y la incapacidad para el placer, incapacidad para concentrarse o tomar decisiones, energía decaída, sentimientos de inutilidad, culpa y desesperación, desprecio de uno mismo, disminución del interés sexual, ideas recurrentes de suicidio, muerte, ataques de llanto.

Afecta a hombres y mujeres y las personas en ciertos períodos del ciclo vital parecen ser las más afectadas.

La depresión es una emoción común, se trata de un sentimiento de desagrado, acompañado por condiciones somáticas, como envenenamiento, paréntesis dermáticas, alteraciones en el tono muscular y transpiración.

La persona deprimida camina con la cabeza gacha, las piernas dobladas, con movimientos lentos, es débil, etc. 
Pero sobre todo en el plano mental, las características de la depresión son más específicas. La ansiedad se caracteriza por el temor al peligro, va acompañada de un sentimiento de que el suceso peligroso ya se ha dado y de que no está sufriendo el mal temido. En condiciones “normales”, la depresión es una reacción provocada por procesos psicológicos como evaluaciones y estimaciones a nivel cognitivo. 
Por su condición desagradable, la depresión parece tener una función: la de eliminación a sí mismo.

El tratamiento ha de ser abordado por profesionales de la salud, psiquiatras o psicólogos y los métodos son diversos según los casos. Si estamos ante un episodio agudo de depresión o un periodo de progresivo deterioro, estará indicada la hospitalización. En depresiones graves puede incluirse el uso de la terapia convulsiva.

Suelen emplearse tres tipos de terapia: El tratamiento médico con medicación es siempre adecuado, alivia sufrimientos innecesarios. Al igual que la psicoterapia de apoyo que ayuda al enfermo a desahogarse e identificar y asimilar los eventos de su vivencia. Las personas desarrollan defensas para afrontar y superar las depresiones leves que se originan por las frustraciones cotidianas. 
No se debe acusar a la persona deprimida de aparentar enfermedades o flojera ni esperar que salga inmediatamente de la depresión. Con el tratamiento adecuado mejorará en 2 ó 3 semanas.

Estaré aquí la próxima semana… Besitos…

>Por Lic. Mory Luna
moryluna@live.com.mx

Buen día gente bonita…

Es necesario entenderlo… Amor al prójimo mal entendido, querer salvar a una persona que no desea salvarse, bloquea nuestra ascensión. Llega el momento donde se tiene que tomar una decisión triste pero necesaria…

TODOS VAMOS CAMBIANDO DE NIVEL COMO EN UNA ESCALERA…

Imagina que estás frente a una gran escalera… Está junto a ti esa persona que es importante para ti… (novio-a, esposo-a, amigo)… y están fuertemente tomados de la mano… 
Mientras están en el mismo nivel todo está perfecto… es disfrutable. Pero de pronto tú subes un escalón pero esa persona no. Esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial… ok… no hay problema… es fácil aún así estar tomados de las manos.
Pero tú subes un escalón más y esa persona se niega a hacerlo. Ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio.

Subes un escalón más y ya el tirón es fuerte, ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance… pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla.

Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel, así que se mantiene en su posición inicial.
Subes un escalón más y ya ahí es muy difícil mantenerte unido… Te duele y mucho… luchas entre tu deseo de que esa persona suba… de no perderla… pero tú ya no puedes ni quieres bajar de nivel.
En un nuevo movimiento hacia arriba viene lo inevitable… y se sueltan de las manos…

Puedes quedarte ahí, llorar y patalear tratando de convencerla de que te siga… que te acompañe…

Puedes incluso ir contra todo tu ser y tu mismo bajar de nivel con tal de no perderla… pero después de esa ruptura en el lazo ya nada es igual. Así que por mas doloroso y difícil que sea entiendes que no puedes hacer más que seguir avanzando… y esperar que algún día… vuelvan a estar al mismo nivel.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior. En ese proceso, en ese avance pierdes muchas cosas: pareja, amigos, trabajos, pertenencias… todo lo que ya no coincide con quien te estás convirtiendo ni puede estar en el nivel al que estas accediendo. 
Puedes pelearte con la vida entera pero el proceso así es. El crecimiento personal es eso… personal… individual… no en grupo. Puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tú, pero es importante que estés consciente de que no se puede forzar nada en esta vida. 
Llega un momento en tu camino hacia convertirte en una mejor persona, en que puedas quedarte solo un tiempo. Y duele… claro que duele y mucho… pero luego, conforme vas avanzando vas encontrando en esos niveles con personas mucho más afines a ti, personas que gracias a su propio proceso están en el mismo nivel que tu, y que si tu sigues avanzando ellos también. 


Así es nuestra vida… una infinita escalera. Donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tú y si alguien cambia la estructura se acomoda. 
Me costó mucho soltarme… Aún después de una fuerte ruptura seguía mirando para atrás… esperando un milagro… y el milagro apareció. Pero no de la manera en que yo hubiera supuesto. Apareció bajo otros nombres, otros cuerpos, otras actividades….

Perdí a una amiga y gané a 20 más… perdí un mal trabajo y ahora tengo un excelente trabajo y con oportunidades de tener más de lo que soñé alguna vez… perdí un auto que no me gustaba y ahora manejo el auto de mis sueños… perdí a quien creí amar, para darme cuenta que ahora lo que tengo en este momento de mi vida… ni siquiera podía soñarlo hace unos cuantos meses. 
Cada pérdida, cada cosa que sale es porque así tiene que ser. Déjales ir y prepárate para todo lo bueno que viene a tu vida. Tu sigue avanzando y confía…

Todos podemos entender por qué nos encontramos con diferentes personas en la vida y por qué otras se quedan atrás.
El amor no es sentimental, por el contrario; es la forma más real y creativa de la presencia humana. El amor es el umbral donde lo divino y la presencia humana fluyen y refluyen hacia el otro…

“No te tomes nada personalmente… Cuando seas inmune a las opiniones y a los actos de los demás, dejarás de ser la víctima de un sufrimiento innecesario.”

Estaré aquí la próxima semana… Besitos…