>

Logo-Pórtico

Hay sombreros ajenos que son muy grandes…

La camada de políticos actuales de Jalisco ha resultado de tan mala sangre, que se parecen a esos perros de rancho, ¡atigrados! de tan combinados que nos han salido.

Los de izquierda salen capitalistas.

Los de ultraderecha se declaran izquierdistas.

Los del centro son veletas populistas o fascistas.

Prueba de lo chafas que han salido los políticos actuales de Jalisco es la utilización que hacen de la estafeta de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Hace años que comenzó la travesía de tener en Jalisco esas competencias que sólo se asemejan a los juegos olímpicos, pero sólo para los habitan en este continente.

Hace muchos años que se planeó, se proyectó, se inició con los Panamericanos de Guadalajara, pero nunca se consideró el vuelco político-partidista que el pueblo podría darles a los promotores de dichos juegos, que pareciera sólo apuntaron a los jugosos negocios inmobiliarios, apoyados con el dinero del pueblo.

A cinco meses de que inicien esas competencias, poco saben los propios jaliscienses sobre lo que pasará en Guadalajara y otras ciudades como Lagos de Moreno.

Al pueblo poca información le ha llegado sobre las figuras deportivas que podrían pisar suelo jalisciense, alteño.

A los políticos lo que les motiva, a cinco meses de que arranquen, es que conozcan quién será candidato a presidente de México, quien será el próximo gobernador.

Son tan chafas nuestros políticos jaliscienses que están más preocupados por impulsar sus imágenes y proyectos políticos o partidistas, antes que involucrar a la gente en las actividades de promoción, turismo, deporte o anfitrionía de los panamericanos.

Emilio González (Emily, Falcon dixit), anda recorriendo el país promocionando los Juegos Panamericanos, y ya entrado en gastos (pagados por el pueblo), se muestra interesado en “ser” presidente del país.
Es una lástima. Dan pena ajena.

No sólo él, también el alcalde de Guadalajara, Aristóteles Sandoval hace lo propio. Recorre el Estado de Jalisco para promocionar los Panamericanos. Pero también aprovecha para hacerse campaña como aspirante a Gobernador.

Es otra lástima. También da pena ajena.

Y por si fuera poco, este jueves los diputados del PAN en el Congreso, se vistieron con camiseta blanca y la leyenda “Yo soy PANamericano”, en clara alusión a los juegos, pero también a su filiación.

La gran pregunta es: ¿le darán medallas de color azul o roja a los atletas?

Es un absurdo eso de colgarse de lo que sea para promoverse políticamente.

Los políticos seguirán ganando cuanto más resuelvan necesidades de la gente. No por mucho promoverse o colgarse de competencias ajenas a su labor, los políticos de Jalisco serán mejores. Darán mejores resultados.

Corremos el riesgo, con este tipo de políticos chafas, que las competencias de octubre próximo en Guadalajara y otros municipios del Estado, sean unos verdaderos “Chafamericanos”, porque los políticos actuales se empeñan en echar a perder todo lo que tocan, en todo lo que participan.

Anuncios