>

Mañana las fiestas. Llegaron los días en que se tolera con gusto el cada vez más fuerte calor primaveral y seco de esta árida tierra; los días en que uno no debería salir de Tepa para no perderse las actividades.
Los días en que no se necesita ningún motivo para “pistear” o bailar en la vía pública y los días en que vale la pena aguantar el tráfico vehicular y la falta de estacionamiento en el centro.

Los problemas se olvidan por quince días o por lo menos se minimizan. Sin embargo para otros es cuando más conflictos y pleitos hay, como el pirateo de artistas y eventos del que está siendo objeto la Expo Ganadera por parte de Paco Camarena, quien regresa con todo a Tepabril y se llevó a más de alguno entre las patas.

Hay molestia por estos hechos, pero para todo hay público, sobre todo para la Expo Ganadera, que sin agarrar dinero del pueblo siempre hace negocio con las fiestas y sale hasta con ganancias.

De la feria Tepabril últimamente no se sabe con claridad si dan pérdidas o ganancias, pues no se presentan cuentas o se presentan ya tarde y “maquilladas”, pero es de todos sabido que no hay ganancia.

Pero si se pierde o gana dinero eso no les importa a los que asisten al otrora núcleo de feria, si se divierten, los 30 pesos de la entrada y lo que gasten dentro será dinero bien invertido y si no hubo diversión, cualquier cantidad que se haya gastado, habrá dolido hasta el alma.

Y volviendo a los pleitos y rencores, si se violó el famoso pacto de caballeros, ése que como no está escrito en ningún lado y como las palabras se las lleva el viento, pues fue muy fácil romperlo, nomás queda pedir que se ofrezcan eventos de calidad y que le guste a la raza.

Ya lo de las cuentas pasa a segundo término por ahora, después, si fue un fracaso las fiestas, no gustaron, se perdió un dineral y encima falten recursos para cosas más importantes e indispensables, entonces sí, el gobierno de la confianza deberá hacer un replanteamiento profundo de la organización y el comité y cortar por lo sano a fin de no perder más dinero.

Que ya no hagan nada o que pongan a alguien que sí sepa y que se las arregle sin dinero público.

Anuncios