>

+ Una más sigue
grave de salud

Lagos de Moreno, Jal.- Una bomba molotov arrojada por unos cholos ya cobró su segunda víctima mortal, mientras que una tercera se debate entre la vida y la muerte a causa de las quemaduras.

Fue el pasado 28 de marzo, en donde por causas no especificadas, un grupo de pandilleros con aspecto de cholos arrojó una botella con una sustancia flamable encendida a unas mujeres que se encontraban pasando por el lugar de los hechos.

Lo anterior se dio a la salida de la ciudad, en la carretera libre a León, a un costado del centro Botanero Noriega, en la colonia Lindavista.

Resultaron quemadas Sanjuana Noriega Rosas, Virginia Hernández Tavarez de 28 años y María Pánfila Noriega Rojas, de 25 años de edad.

Virginia falleció a causa de las quemaduras el pasado 2 de marzo, mientras María Pánfila sobrevivió a las quemaduras y fue llevada hasta el Hospital Civil de Guadalajara, donde falleció el pasado 14 de marzo, por lo que su cuerpo fue llevado a la morgue de aquella ciudad, a donde acudió su padre de nombre Feliciano Noriega López, de 58 años, quien relató a la fiscalía la manera como se dieron los hechos en Lagos de Moreno.

Sobrevive Sanjuana Noriega, aunque permanece delicada de salud en un hospital laguense.

Anuncios