>

Por Alejandrina Franco Camarena.- El pasado Jueves 07 de Abril en la Plaza Morelos, frente a la Casa de la Cultura, el Sindicato de Telefonistas de Tepatitlán se dio cita de las 17:00 a las 18:30 para manifestarse en contra de la Reforma Laboral 25 presentada por el PRI-PAN a la Cámara de Diputados, la cual afecta directamente a todos los trabajadores del país, por lo que se unieron a Integrantes de organizaciones como la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), el Frente Sindical Mexicano (FSM) encabezado por el SME y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, quienes marcharon esa misma tarde del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo.

Esta reforma ha sido una disputa entre gobernantes, empresarios pero sobre todo trabajadores por lo que la gran mayoría de estos se oponen a las nuevas normas que quieren emplear, ya que señalan afectan sus garantías y que avala los periodos de prueba sin contratación, entre muchas otras, por ejemplo, el pago por hora a los trabajadores con base en el salario mínimo, es decir, un obrero que trabaje una hora cobraría alrededor de 7 pesos y el que labore 4 horas cobraría 29 pesos, la mitad del salario mínimo.


Por otro lado, se pretende contratar a trabajadores sujetos a periodos de prueba de hasta 6 meses, dejando que el empleador, al término del plazo pueda despedirlos sin indemnización y sin derecho a ninguna prestación social. Lo mismo sucedería con trabajadores contratados para capacitación inicial o por temporada.


El dirigente del organismo Morena expresó que por eso llaman a los diputados de todos los partidos a que actúen con responsabilidad, independencia y decoro, concretamente, les proponemos que se convoque a foros de consulta a trabajadores, patrones, sindicatos, especialistas y ciudadanos en general para analizar cuidadosamente los posibles beneficios para el país y los daños que ocasionaría el aprobar de manera apresurada la iniciativa de reformas a la Ley Federal del Trabajo.


Asimismo, los protestantes señalaron que el próximo 14 de abril, regresará al Palacio Legislativo de San Lázaro con un sinnúmero de organizaciones sociales quienes exigirán no avalar la propuesta de reforma laboral de PRI-PAN, y en su lugar se realice un debate nacional para discutir y analizar esta iniciativa.



Anuncios