>

Por Ana Paula de la Torre Díaz


No sé bien qué está peor, que los partidos se tomen la molestia de estar como perritos enojados para ladrar ante cualquier cosa o que los medios de comunicación sirvan de canales para comunicar esos ladridos.


Este miércoles el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional, Humberto Moreira, envió un comunicado en el que reclama al presidente por inmiscuirse en la contienda electoral del Estado de México. Fue un comunicado de unos cuatro párrafos, largos y tendidos, dando acusaciones y acusaciones de que mejor se dedicara el presidente a gobernar.

La cuestión es que es inevitable que medios de comunicación pregunten a actores sobre la realidad del país. En este caso el asunto electoral en el Estado de México es tema que está en boca de todos, por lo polémico que puede resultar el asunto.


La cuestión aquí es: Los medios son un canal importantísimo de comunicación, pero darle importancia a los ” dimes-diretes” de los partidos es tan peligroso como ser portavoces de los mismos delincuentes. Lo anterior porque a nadie conviene que las de por sí polarizadas elecciones que se vienen, se llenen más de quejas y peleas absurdas que de propuestas enriquecedoras.

Mejor que nos vaya diciendo Moreira cómo le harán para reducir los índices de pobreza que adjudican al PAN y que ellos comenzaron con un modelo neoliberal desde tiempos de Miguel de la Madrid y toda la década de los noventa.

Anuncios