>

+ Fue por el rumbo del
Río Verde el hallazgo


+ Estaba dividido en seis
partes y tenía un balazo

Los ejecutados siguen apareciendo en esta zona de Los Altos Sur. Ahora fue en los límites de Tepatitlán y Yahualica donde se encontró un cuerpo, el cual fue ultimado con todo lujo de violencia, según se apreció en los restos humanos encontrados.

Según información proporcionada por la Delegación Altos Sur de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco, el pasado 31 de marzo, en el kilómetro 30+400 de la carretera federal Tepa-Yahualica, a la altura del entronque con una brecha que conduce al rancho Nido de águilas, vecinos encontraron un cadáver a la orilla del camino, por lo que de inmediato dieron aviso a las autoridades, tocándole a la jurisdicción de Tepatitlán atender el caso.

Fue así que en primera instancia llegaron policías municipales, que a su vez dieron aviso a la Procuraduría, cuyos elementos llegaron para recabar los primeros indicios en torno al hallazgo del cadáver.

La fiscalía informó que a las 12:00 horas de ese día en ese lugar se halló, cubierto por una colcha matrimonial, el cuerpo desnudo de un sujeto del sexo masculino, de 25 a 30 años de edad, complexión delgada, 1.70 metros de estatura aproximadamente, color de piel morena clara, cabello corto y negro, bigote ralo y barba incipiente.

El cadáver estaba dividido en seis partes: cabeza, tronco y extremidades superiores e inferiores y tenía un impacto de bala en la sien izquierda y presumiblemente otra herida de esta naturaleza en la barbilla, aunque será la autopsia que practique el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses la que determine cuántas heridas por bala tenía el hombre.

Por el aspecto del cadáver, se presume que tenía pocas horas de haber sido asesinado y dejado en ese lugar.

El cuerpo fue registrado como N/N pues no se encontró ninguna identificación, aunque como seña particular se aprecia un tatuaje en la pantorrilla izquierda con la palabra “Ramona”.

La Procuraduría presume que por las características físicas del occiso, podría tratarse de un sujeto vecino de esta región del estado. De momento no se cuentan con datos sobre los autores del homicidio y sus motivos, aunque conforme transcurra la investigación se espera saber el nombre del difunto, sus actividades y lugar de residencia así como la razón por la que fue privado de la vida.

Elementos de la Procuraduría montaron un fuerte operativo para buscar a los presuntos culpables de este homicidio, mientras que elementos del Servicio Médico Forense levantaban el cadáver y lo llevaban a la morgue de Tepatitlán.

Anuncios