>

+ 78 años del Emmo. Cardenal
don Juan Sandoval Iñiguez

Por Oscar Maldonado Villalpando

Es noble, es sensato y humano ser agradecidos. Así se ha presentado la oportunidad este 28 de marzo de 2011, cumpleaños del Señor Cardenal.

La libre interpretación de los medios, las tendencias y hasta las pasiones, en la forma negativa de juzgar los dichos del Arzobispo, nos hacen olvidar cosas importantes. Pero no podemos olvidar una historia. Una historia de bendición que involucra a esta tierra. Ésta del occidente, que en viejos tomos, canta a sus fulgores, que identifica como el Reino de la Nueva Galicia.

S.S. Paulo III, erigió el obispado de Guadalajara en 1546. La Bula de erección dice: “Habiendo una provincia llamada Nueva Galicia, entra las demás que se encuentran entre las islas de las Indias del océano, que por providencia divina se encuentra bajo el cuidado de nuestro carísimo hijo en Cristo Carlos, siempre augusto Emperador de los romanos, que es al mismo tiempos, rey de Castilla y de León, erigimos…”

Y, desde entonces, ha sido una historia que va aplicando, a lo largo de los años, la grandeza del Evangelio, a la vida de todos los días.

Así trato de hacerlo Pedro Gómez Maraver, el primer obispo, o Gómez de Mendiola en 1576, Juan Ruiz Colmenero en 1663, Juan Ruiz de Santiago y de León Garabito en 1694, Galindo y Chávez en 1702, Antonio Alcalde y Barriga en 1792, Cabañas en 1824, Diego Aranda y Carpinteiro en 1853, Pedro Espinoza, Pedro Loza y tantos más. Es lo que significa el Arzobispo de Guadalajara.

Algo así hay que recordar, sobre todo esta mañana del día 28 de marzo de 2011. Mañana que abrió con brotes y expresiones muy alegres, en la Villa de San Pedro Tlaquepaque. A la par, inició el mariachi con las entrañables mañanitas, los cohetes rompieron la paz del firmamento con ráfagas de luz y estruendo de fiesta. Eran las 6 de la mañana, y gran número de fieles y sacerdotes, trasponían la entrada a la casa del Señor Cardenal.

A la luz imprecisa del amanecer, la casa mostraba las evidencias de tan grande motivo de gusto. En el patio ya estaban las mesas adornadas, en el corredor del frente, en sencillo, pero elegante estrado, se dispuso el altar. Al vuelo del mariachi, pronto asomó el Señor Cardenal para recibir el saludo de los visitantes. Un clima de gran cordialidad. “En tu día, Juan Colorado, Cuatro vidas” La presencia de los medios de comunicación captando los distintos momentos. Llegaron varios actores de la vida política del Estado y de la Ciudad para dar su felicitación al representante espiritual de nuestra región.

En un pequeño silencio del mariachi, inició su actuación la banda, la banda de Yahualica, “Higinio González” para intensificar la alegría de la mañana. El Señor Cardenal saludaba a todos y agradecía las felicitaciones. Llegaron los Señores Obispos, don J. Jesús Hernández González, del Nayar, los auxiliares Juan Gutiérrez, Francisco González y el Señor Vicario, don Ramiro Valdés. Al acercarse las 7 de la mañana, todos, fieles y varias decenas de sacerdotes tomaron sus respectivos lugares para la celebración. El coro del Estado acompañó con los cantos en hermosas interpretaciones polifónicas.

El Señor Cardenal mostró gratitud a todos los presentes, gratitud a Dios por una larga vida, 78 años en un estado favorable de salud. Las lecturas del día, sobre la curación del General sirio, por el profeta Eliseo, el Evangelio de San Lucas, en el que Jesús afirma en la sinagoga de Nazaret “nadie es profeta en su tierra” y menciona la viuda de Sarepta que recibió a Elías y la curación del general de Siria. El que cura es Dios por medio de la fe, la fe es un don. Sin fe no hay milagros. Pidamos la fe al Señor. Así se vivió esta Eucaristía.
Luego de la bendición, los invitados tomaron sus lugares y disfrutaron de un amigable desayuno, en torno al Pastor, representante sobresaliente del pueblo de Dios.

A las 2 de la tarde, un buen grupo de fieles y sacerdotes, se reunieron en un lugar por la carretera a Chapala, con el gran amigo “Chololo”, para compartir la hora de la comida con el festejado. Nuevamente el mariachi Chapala preparaba el ambiente, luego la banda de Yahualica hacía otro tanto. Un grupo de artistas, una vez que llegó el Pastor, dedicaron sus canciones para felicitas al Señor Cardenal. Una convivencia entre amigos para agradecer a Dios por este cumpleaños 78. Gratitud por la vida y por tantos dones del Señor.

Anuncios