>

Ropa de muerto, a
la venta en Edomex

El Universal.- Debido a la alta demanda de la llamada ropa de segunda mano, diversos comerciantes que semana a semana instalan sus locales ambulantes en diferentes tianguis del estado de México han comenzado a recurrir a comprar diversas prendas de vestir con trabajadores de diferentes clínicas de salud que en su mayoría, “provienen de aquellas personas cuyos restos no fueron reclamados por ningún familiar”.

De acuerdo a uno de los trabajadores del Hospital General de Zona No. 68 perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social, el cual pidió el anonimato, “a pesar de que los reglamentos de la clínica ordenan de manera estricta quemar las pertenencias de aquellas personas que no han sido identificadas “existen compañeros que venden las mejores prendas a comerciantes de ropa de segunda mano”.

Aunado a esto, en un recorrido de EL UNIVERSAL Edomex por diferentes tianguis ubicados en municipios como Coacalco, Ecatepec, Nezahualcóyotl y Tlalnepantla, entre otros, se constató que la mayoría de estas prendas de vestir se encuentran sucias y con mal olor, pues los comerciantes permiten a sus clientes “calar” la mercancía.

Más, “como mucha gente no cuenta con los ingresos necesarios para comprar ropa nueva, los comerciantes únicamente tienen que lavar las prendas y ponerlas a la venta, aunque muchos simplemente las compran y las van a botar en el ‘bonche’ de prendas que ya tienen a la venta, a pesar de los riesgos que esto puede generar”, manifestó el trabajador de la clínica .

Cabe señalar que durante los últimos meses, miles de habitantes de diferentes municipios de Edomex, han recurrido a la compra de vestidos, pantalones, camisas y playeras usadas o de segunda mano, cuyos costos pueden ir de los 20 hasta los 500 pesos, dependiendo de ‘la marca’ y ‘el modelo’ de la prenda escogida por los clientes.

“Ojalá tuviéramos el dinero suficiente para comprar todo nuevo, pero hay veces en las que no queda de otra que comprar ropa en los botaderos de los tianguis, ya que con una buena lavada, la mayoría de estas prendas pasan como nuevas, lo que sí es que hay que ver que no estén rotas o puedan traer pulgas o chinches, por eso nunca hay que confiar en los vendedores”, puntualizó Rubén, habitante del municipio de Ecatepec.

Anuncios