>

Chocó una patrulla para
iniciarse en la globalifobia

Para ser globalifóbico “oficial”, en el 2004, como iniciación debió atentar contra alguna institución oficial, por lo que decidió robar una camioneta y chocarla contra una patrulla. Los resultados de este “rito” quedaron impunes en ese momento, sin embargo fue detenido hasta este 2011, pues era buscado por la Procuraduría desde entonces.

Jonathan Kadafi Campos Hinojosa, de 26 años de edad, participó en días pasados en un choque vehicular en las calles de Guadalajara, por lo que fue atendido y trasladado a una clínica de la Cruz Verde, a donde llegaron agentes del Ministerio Público adscritos a ese lugar, a tomarle su declaración, pero al saber su nombre se dieron cuenta que contaba con una orden de aprehensión por el delito antes señalado.

Campos Hinojosa, vecino de Mezquitán Country, en Guadalajara, admitió que en junio de 2004 robó un vehículo repartidor de agua purificada y lo impactó contra una patrulla, como parte de un ritual de “iniciación” para pertenecer a un grupo subversivo o globalifóbico.

El mandato en su contra era por el delito de robo calificado, pues está señalado de que el 12 de junio de 2004, se apoderó de un vehículo Nissan Ichi Van, modelo 1993, placas JJ-83838, cargado con garrafones de agua purificada, cuyo chofer se detuvo afuera de un hospital ubicado en avenida Hidalgo, cerca de su cruce con Colonias.

Debido a que el automotor tenía las llaves puestas en el switch, el ahora detenido se subió, lo puso a andar y se marchó.

Poco después el vehículo robado fue impactado en contra de una patrulla de la Policía Municipal de Guadalajara, en el cruce de avenida Hidalgo y Jesús García.

Jonathan Kadafi Campos Hinojosa, quien dijo ser egresado de la carrera de abogado, aceptó las acusaciones en su contra y manifestó que todo se debió a que luego de las manifestaciones de la Cumbre Iberoamericana en mayo de 2004, en las que participó sólo como visor, recibió invitaciones a través de Internet, para pertenecer a grupos subversivos.

Indicó que a manera de ritual de “iniciación” sus contactos le pidieron que realizará un atentado contra alguna institución o autoridad, por lo que el 12 de junio de 2004, al pasar por la avenida Hidalgo, vio que se hallaba un camión repartidor de agua, con las llaves en el interior, por lo que subió y se lo llevó.

Agregó que de ahí se fue a la avenida Alcalde, y al ver a una patrulla municipal le echó encima el vehículo robado.

Campos Hinojosa fue puesto a disposición del Juez Décimo Primero de lo Penal por el delito robo calificado.

Anuncios