>

+ En una semana hubo dos ejecutados
y dos muertos tras un enfrentamiento


+ Las autoridades aseguraron varios
vehículos, granadas y municiones

La zona Altos Sur de nueva cuenta se está calentando a causa de la violencia de los últimos días en distintas partes de la región.

En la víspera, sendos cadáveres aparecieron en Arandas y Capilla de Guadalupe los días 19 y 22 de marzo respectivamente, mientras que el 24 al mediodía el terror volvió a Arandas al registrarse una balacera de varios minutos de duración que dejó como saldo dos muertos y varios vehículos abandonados.

Hallazgo macabro

La jornada del miedo comenzó el pasado 19 de marzo por la mañana, cuando un cadáver fue localizado en la carretera que conduce del municipio de Arandas a Guadalajara, justo a la salida de esa localidad, en donde fue encontrado un hombre que presentaba un impacto de proyectil de arma de fuego, además de que estaba maniatado de pies y manos con un lazo.

El hallazgo del cuerpo fue realizado por personas que caminaban por el lugar donde localizaron al victimado tirado en la cinta asfáltica, por lo que dieron aviso a las autoridades.

Las unidades policíacas del municipio se dirigieron al punto del reporte localizando la víctima, de aproximadamente 30 años de edad, quien vestía pantalón de mezclilla, sudadera amarilla y estaba amordazado con un pañuelo y maniatado de pies y manos con un lazo.

Al cuerpo se le apreciaba una herida de arma de fuego, pero en el lugar donde se localizó no se encontró el casquillo con que fuera victimado.

El sujeto quedó registrado como n/n ya que no se le localizó documento alguno entre sus pertenencias que sirviera para su identificación.

A su vez personal del Servicio Médico Forense trasladó el cuerpo a las instalaciones de la región en el municipio de Tepatitlán, para que alguno de sus familiares reclame el cadáver.

Otro en Capilla

Luego el 22 de los corrientes, el cuerpo de un hombre ejecutado fue localizado en una brecha de Tepatitlán.
El hallazgo se registró en la brecha conocida como Camino al Rancho San Antonio en la Delegación de Capilla de Guadalupe, informó la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE).

Policías municipales que realizaban su recorrido de vigilancia por la zona encontraron en dicho camino el cadáver de un hombre de aproximadamente 35 años, el cual no fue identificado; sin embargo, mide 1.70 metros de estatura, es de complexión regular, tez blanca, cabello chino en color negro; además vestía un pantalón de mezclilla azul y calcetines blancos.

A un metro del cuerpo, los uniformados encontraron una playera azul, una chamarra negra y un par de zapatos cafés.

El hombre estaba amarrado de las manos por la espalda con cinta canela, además de que tenía el rostro completamente encintado.

El agente del Ministerio Público informó que no había casquillos y el cuerpo tenía pocas horas de evolución cadavérica, por lo que estimó que el hombre fue victimado en otro sitio, y los delincuentes solamente fueron a tirarlo a ese lugar.

También presentaba golpes en diversas partes del cuerpo, así como heridas de bala en cabeza, cuello y tórax.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses trasladaron el cadáver a las instalaciones del Semefo en Tepatitlán.

Balacera en Arandas
deja dos muertos

La tarde del pasado jueves 24 dos grupos de gente fuertemente armados se enfrentaron a balazos en un fraccionamiento del municipio de Arandas

El encontronazo se registró alrededor de las 14: 00 horas, en el fraccionamiento Parque de los Fresnos, entre las calles de Paseo de los Fresno al cruce de Avenida México.

Los primeros reportes señalaban que al menos unas 25 camionetas habían arribado a dicho lugar y a bordo de ellas varios sujetos encapuchados y armados y de pronto llegaron sujetos presuntamente del bando contrario disparando en repetidas ocasiones en contra de los primeros, iniciándose así el enfrentamiento.

Tras el intercambio de disparos en el lugar quedaron abandonadas al menos 11 vehículos, casi todos de lujo entre ellos una Excursion matrícula JHJ3459, Tacoma Gris JN7258, Suburban con placas de California, Lincoln 5WTD937 de California, una BMW MDX 5926 del Estado de México, Ram JR10427, Bora sin placas, Ram JR86515 y una Grand Cherokee en color arena, donde adentro se encontró una persona del sexo masculino sin vida, la cual portaba un chaleco táctico y sobre este dos granadas de fragmentación sobre su cuerpo, además dentro de este vehículo en una caja se localizaron al menos 6 granadas más. Algunas de las camionetas estaban blindadas.

Elementos de la policía de Arandas solicitaron el apoyo a los diferentes municipios, acudiendo en su ayuda elementos de la policía de Tonalá, del estado, policía federal, así como elementos de las poblaciones aledañas.

Cabe señalar que una unidad perteneciente a la Procuraduría de Justicia del estado sufrió una volcadura, cuando acudían al apoyo de los policías arandenses, afortunadamente los agentes sólo resultaron con algunos raspones en sus cuerpos.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, aseguraron de la escena del tiroteo más de 600 casquillos de diferentes calibres, así como granadas de fragmentación y armas abandonadas dentro de los vehículos. 
Un segundo occiso fue encontrado a unos metros del lugar del enfrentamiento y hasta el momento se desconoce su identidad, así como del que fue hallado con las granadas. Los cuerpos fueron llevados a la morgue de Tepatitlán.

Hasta ahora las autoridades dicen ignorar a qué grupos delictivos pertenecen estos sujetos que sostuvieron la agresión. Tras la balacera presuntamente otros sujetos más quedaron muertos y heridos y fueron levantados por sus compañeros para abandonar el lugar antes de que llegaran las autoridades.

Anuncios