>

Por Norberto Venegas*

Durante los últimos días, semanas y meses, hemos sido testigos de una campaña de desprestigio contra 6 Regidores de Representación Proporcional, orquestada por la Presidenta Municipal, utilizando, principalmente, el órgano informativo (“Confianza”) del Ayuntamiento, que más que informativo es desinformativo, y cualquier oportunidad en los diferentes medios de comunicación. A cada oportunidad que tiene, hace responsables a los regidores de PAN de frenar el desarrollo del municipio.

Esto, según lo veo, es una muestra de frustración y falta de capacidad, para llevar por buen rumbo los destinos del Municipio, o que alguien me diga si la confrontación y el descredito, para con los compañeros, sirven para Impulsar el desarrollo del municipio.

Resulta ser, según Cecilia, que 6 regidores de Representación (que no de oposición); 6 Regidores que han sido relegados hasta el absurdo, desde el momento en que se asignaron las diferentes comisiones edilicias; 6 Regidores a quienes se les niega su derecho mínimo de presentar, o someter a discusión, puntos de acuerdo en las Sesiones; 6 Regidores que son interrumpidos de manera burlona, cuando hacen uso de la voz; 6 Regidores que no tienen acceso a la más elemental información, para poder tomar decisiones con argumentos; 6 Regidores que son presionados y hasta los quieren chantajear, para que accedan a los caprichos de la Presidenta; 6 regidores que tienen que acudir al Instituto de Transparencia, para poder contar con información.

Pues resulta que esas seis personas son las responsables de que las cosas no se hagan o se hagan mal, cuando la realidad es que lo único que hacen es lo que deberían hacer todos los Regidores, esto es, trabajar, informarse, documentarse, mostrar compromiso con la ciudadanía, para servir de una mejor manera, cosa que no veo que hagan el resto de los regidores, o al menos no todos.

Ante tanta incongruencia, me surgen las siguientes preguntas: ¿es acaso responsabilidad de los regidores del Partido Acción Nacional la cerrazón de Cecilia?, ¿son ellos culpables que la Señora no muestre la más mínima disposición de llegar a acuerdos, en beneficio del Municipio?, ¿son responsables ellos de que todo se haga sin fundamento, sin proyectos, sin planeación, por la premura del tiempo, (frasecita que ya se ha institucionalizado en el discurso de la Señora)?, ¿son responsables de la falta de compromiso de muchos de los funcionarios que ella contrató? ¿Qué sigue? Que nos diga que los Regidores del PAN son los responsables de la cotización falsa; que son responsables de los despidos injustificados (cerca de 400); que son responsables de la renuncia de sus compañeros de partido, que hartos de tanta incongruencia y autoritarismo, decidieron bajarse del barco; que son responsables de la inseguridad; que son responsables del retraso de las malas y pocas obras que ha iniciado, obras que iban a estar terminadas en enero y que es fecha que no se va para cuándo; que son culpables de que el Delegado de Milpillas haya renunciado, por no se qué motivos.

Creo que más bien la culpa la tienen las voces, que le han hecho creer que ella es la única que puede y debe tener razón, las que la convencieron que el ayuntamiento se puede manejar como un negocio particular, las que la han hecho creer que no necesita de los regidores Azules, las que le dicen que ella y sólo ella es la que define los destinos del municipio. Las consecuencias de actitudes como las citadas, ya se están dejando sentir.

Y a todo esto, se me preguntará: y cuál es la propuesta, o sólo se trata de renegar y señalar defectos, la respuesta es: claro que no. La propuesta es la misma que la del principio, que se le abone el diálogo, a la generación de acuerdos; que se respete la legalidad; que no se busquen pretextos, si no que se busque soluciones; que ya se dejen de caprichitos; que deje de tratar de hacer menos a los Regidores, que los aproveche. Todo esto en beneficio de la ciudadanía, en beneficio del municipio.

*Presidente del CDM del PAN de Tepatitlán de Morelos.

Anuncios