>

Con una hermosa sonrisa que iluminaba su juvenil rostro, la jovencita Erika Valdivia Becerra ingresó al templo para agradecer a Dios por permitirle celebrar sus primeros quince años de edad, rodeada de la gente que más quiere.

La festejada llegó al sacro recinto acompañada de sus padres, los señores Jaime Valdivia y Marcela Becerra, así como de sus padrinos Martín Dávila, Martha Delgadillo, Agustín y cecilia Navarro y como chambelán de honor Oscar Valdivia. Durante la ceremonia el sacerdote oficiante le habló sobre esta nueva etapa de su vida y la invitó a seguir visitando la casa de Dios, después de estas palabras la felicitó y le dio la bendición.

Después de la ceremonia se ofreció una bonita y animada recepción, en donde Erika recibió una gran cantidad de felicitaciones.

Anuncios