>

Por Alejandro González Ontiveros.- La avenida “Carnicerito” ya fue cerrada prácticamente en su totalidad a la circulación vehicular y las críticas y protestas no se hicieron esperar por parte de los afectados, ya sea de automovilistas que usaban esa vía para desplazarse o gente que tiene algún negocio en esa zona.

Ahora el tráfico es desviado por una serie de calles empedradas o de pura tierra, pertenecientes a la colonia Jardines de Oriente. Sin embargo, no hay señalizaciones que indique qué calles tomar ni agentes de tránsito que orienten, solamente está la indicación de que hay que salirse de la avenida.

Aquellos conductores que no conozcan la zona fácilmente recorren cuadras de más o tienen que pedir información a algún vecino para que los oriente y puedan seguir su camino.

Por su parte, algunos comerciantes han manifestado que mejor cerrarán temporalmente sus establecimientos, pues ya ni siquiera ellos mismos pueden acceder a sus negocios, menos los clientes.

Anuncios