>

+ José de Jesús Franco Iñiguez era buscado
por ultrajar a menores a cambio de dinero


+ El sujeto ya confesó ante la Procuraduría
de Justicia que le gustan los hombres

Un depravado sujeto vecino de Las Aguilillas buscaba a menores de edad para satisfacer en ellos sus cochinas pasiones a cambio de dinero. Afortunadamente fue detenido por policías municipales y agentes investigadores de la Procuraduría de Justicia del Estado, que ya le seguía la pista.

José de Jesús Franco Iñiguez, de 32 años de edad y vecino de la calle Faisán, en Las Aguilillas, fue acusado abusar sexualmente de un niño de 13 años el pasado 27 de enero por la noche.

Ese día, la víctima caminaba por la calle rumbo a su casa, cuando fue interceptado por José de Jesús, quien primero trató de convencerlo mediante palabras amables para que el menor accediera a tener relaciones sexuales con él, sin embargo, lejos de hacerle caso, el niño se asustó y comenzó a correr, por lo que el criminal lo persiguió hasta darle alcance, lo amenazó con un cuchillo y lo ultrajó sexualmente en un baldío.
Pero no conforme con haber cometido su infame ultraje, Franco Íñiguez amenazó al adolescente para que no lo delatara, pues en caso contrario lo mataría a él y a sus padres, aparte de confesarle cínicamente su homosexualidad y, para colmo, lo citó nuevamente en 15 días más, en ese mismo sitio.

Al parecer, no era la primera vez que agredía de esta manera. Se tienen testimonios de varios niños en el sentido de que el sujeto los hostigaba, ofreciéndoles dinero para que subieran a su camioneta y lo acompañaran.

Fue por eso que la Procuraduría comenzó a investigar y a buscar a este sujeto, a quien finalmente lograron echarle el guante el pasado 22 de febrero los policías municipales.

José de Jesús Franco Iñiguez fue hallado a bordo de su vehículo, una pick up Chevrolet, pick up, de color azul, modelo 1991, placas JE-85964.

Sobre José de Jesús pesa otra denuncia por la violación de otro menor de edad, perpetrada el pasado 5 de febrero y la Procuraduría espera que en los próximos días más víctimas lo denuncien, pues se sabe que ha violado a más menores.

Cabe resaltar que el presunto delincuente confesó a las autoridades que le gustan los hombres, además de que invitaba a niños para que subieran a su vehículo y toquetearlos a cambio de dinero.

Franco Iñiguez ya se encuentra a disposición del juez, quien de encontrarlo culpable seguramente lo remitirá a un centro penitenciario en donde sus futuros compañeros le darán la bienvenida acostumbrada para este tipo de degenerados.

Anuncios