>

Le cargan al ayuntamiento
chuecuras del trienio pasado

+ 15 millones del Ramo 33 no fueron
ejercidos correctamente en el 2009


+ Ahora a devolver la lana, castigar a
los culpables o aclarar dónde está

Por Alejandro González Ontiveros.- 15 millones de pesos deberá aclarar en qué se gastaron o en su defecto reembolsar el Ayuntamiento a la Federación, pues ésta encontró irregularidades que ascienden a esta cantidad durante obras ejercidas en el año 2009, cuando había otra administración municipal.

Según señaló el actual tesorero, C.P. José María Gómez María Gómez Martín, la Auditoría Superior de la Federación, misma que tenía unos 10 años sin fijarse en Tepatitlán, en días pasados vino y encontró varias irregularidades en recursos ejercidos del Ramo 33.

Según marca la ley, las partidas del Ramo 33 son exclusivamente para usarse en obras que abatan la extrema pobreza de zonas y comunidades marginadas, sin embargo, durante el 2009 un monto aproximado de 15 millones y medio de pesos otorgados por esta partida fueron empleados en obras que no beneficiaron a gente de escasos recursos, como la pavimentación de unas calles en Pegueros.

Por otra parte, también se encontraron varias obras que el ayuntamiento pasado declaró como terminadas y con el presupuesto ejercido, como son la perforación y equipamiento de unos pozos de agua que oficialmente figuran como terminados, pero la Auditoría encontró que no fue así, aunque el dinero asignado sí se utilizó por completo.

De tal forma, la Federación dio de plazo hasta la próxima semana para que el actual ayuntamiento aclare en qué se gastaron los recursos o reintegrarlos al Ramo 33.

José María Gómez señala que ante este panorama hay dos opciones: una es que la actual administración señale como directos responsables al alcalde y tesorero anteriores, para que la Federación les requiera la millonaria cantidad. La otra alternativa sería que el ayuntamiento de Cecilia tome esos 15 millones y medios de sus propias arcas y lo etiquete para obras del Ramo 33 de este año.
La decisión quedaría en manos de Cecilia González.

Estado también halla anomalías

Por si fuera poco, la Auditoría Superior del Estado también encontró una serie de irregularidades en obras ejercidas en el trienio pasado, aunque en este caso el ayuntamiento actual no fue requerido por tales errores.
Se trata de anomalías administrativas, pues varias obras públicas no se concluyeron en tiempo señalado o bien hizo falta la fianza o garantía del constructor, lo que no está permitido por la ley.

Sin embargo la Auditoría ya se puso en contacto con los responsables directos, que son funcionarios del trienio pasado y el ayuntamiento actual desconoce en qué vaya a parar el asunto y a qué tipo de arreglo vayan a llegar con los implicados.

Anuncios