>

Por Norberto Venegas*

Acerca de la actuación de la actual Administración Municipal, habría que decir en general que existe una total falta de voluntad de hacer las cosas, una negativa de cumplir con lo mínimo indispensable, que es el servir y trabajar en beneficio de la ciudadanía y por el desarrollo del Municipio, imperando el autoritarismo y la falta de información. Y para muestra un botón:

Como recordarán, en la Sesión de Ayuntamiento del día 27 de enero la C. Presidenta, presentó un punto de Acuerdo, para la adquisición de terreno, para la construcción de casas de interés social. La idea en sí no es mala, dado que ésta es una necesidad urgente en nuestro municipio, es decir, el dotar o facilitar el acceso a una vivienda diga a aquellas personas que menos posibilidades tienen, en esto creo todos estamos de acuerdo.

Lo malo, como ya es una costumbre de la Presidenta, son las formas turbias y sospechosas en que hacen o presentan sus proyectos, pues de entrada los beneficiados con la venta de estos terrenos no eran los más pobres, eran, entre otros, el presidente del PRI; de la misma manera el contrato mediante el cual se pretendía hacer la adquisición estaba muy ambiguo, debido a que no queda claro si era compra-venta, permuta o trueque o no sé que, ya que se pagaría una parte en efectivo, otra en material, otra en servicios, otra en horas hombre, etc.; fue por estas y más razones que los regidores del PAN votaron en contra la propuesta y pues ni modo, el negocio no se hizo.

Pero ahí no termina el asunto, el siguiente capítulo de la historia se dio en la última sesión de Ayuntamiento, del día jueves 10 de febrero, en la que los Regidores del PAN, con el ánimo de no sólo oponerse y también proponer, la fracción Azul agendó un punto (en tiempo y forma, como lo marca la Ley) para presentar una propuesta, como alternativa, para la realización del fraccionamiento de casas de interés social, esto en terrenos que ya son del Ayuntamiento (uno al costado de la Avenida Gómez Morín, junto a la ETA y otro en Hacienda Popotes), terrenos que son más adecuados, por la cercanía y porque no le costarían al Ayuntamiento, sumándole también el hecho de que por su ubicación, la dotación de servicios y de infraestructura sería menos costosa.

Pues resulta que, fiel a su costumbre, la Presidenta decidió, arbitrariamente y fuera de toda lógica, desagendar el punto, sin permitir siquiera que se sometiera a discusión el asunto, para que luego se turnara a Comisiones, coartando con esto el derecho que todos los regidores tienen de presentar puntos en la sesión de Ayuntamiento. Lo aquí vertido está respaldado por documentos y no sólo con palabras.

Queda claro que si las cosas no se hacen como ella dice, aunque atenten contra la legalidad, pues no se hacen; queda claro también que no existe la menor voluntad de generar acuerdos en beneficio de los que más lo necesita, queda claro que el actual se está convirtiendo en “Un Gobierno que da Vergüenza, en lugar de dar confianza”.

*Norberto Venegas es presidente del CDM del Partido Acción Nacional de Tepatitlán.

Anuncios