>

La leyenda en las invitaciones decía: “Mis padres con su amor me dieron la vida. Dios con su amor me dejó vivir. Agradezco a Dios por haberme prestado unos padres que estoy orgullosa de ellos, les agradezco todo lo que hicieron por mí, mi madre se esforzó para darme lo mejor de ella, mi padre orgulloso de todos nosotros con cansancio, enfermedad y alegría nos sacó adelante.

Tengo mucho que agradecerle a Dios por estos padres que me dio, y más feliz fuera si mi padre viviera, pero Dios lo mandó llamar para llevárselo al cielo que desde allá, desde el cielo recibo sus bendiciones que también nos cuida y pide por nosotros. Gracias Dios mío, gracias.

Y llegó el día esperado, Mariana se presentó en el templo de Nuestra Señora de Guadalupe para agradecer por todo lo que ha recibido.

La quinceañera es hija de los señores José Luis García Valenzuela (+) y Guillermina Cabrera de García, fungiendo como padrinos José Guadalupe Rodríguez, Margarita Orozco y como chambelán de honor, el joven Edgar Muñoz Hermosillo, además de Alfonso Salvador Sánchez Rodríguez, Ondina Guadalupe Plaza Oliva, Jesús Plascencia Orozco, Paola Guadalupe Mendoza González, Moisés Alejandro Díaz González, Maira Cristina García Cabrera, Artemio Valdés, Refugio Martín Velázquez, José de Jesús Miranda, María Dolores Navarro Barba, Aarón Martín, Andrea Guadalupe Navarro Barba, Miguel Ángel Cabrera Valenzuela y Areceli Andrea García Cabrera.

Durante la ceremonia, el presbítero Alfredo Tostado Franco la exhortó a seguir visitando la casa de Dios y la felicitó por sus quince años, después le dio la bendición.

Al finalizar la ceremonia Mariana y sus invitados se trasladaron al Salón Estelaris en Capilla de Guadalupe en donde se ofreciò una muy divertida fiesta.

Anuncios