>

Por Alejandrina Franco Camarena.- La falta de recursos económicos, ausencia de valores inculcados y la moral, el bajo nivel educativo, desintegración familiar, entre otras muchas cosas, son los principales factores que orillan a un gran número a la profesión más antigua del mundo conocida como prostitución.

En México se han realizado ya diversos estudios para conocer los principales factores o motivos por el cual un gran número de personas, principalmente mujeres se someten a este trabajo o más bien esclavitud. En dichos estudios se ha comprobado que el 47% de las prostitutas colindan de entre 16 y 24 años de edad, y el 53% de entre 25 y 30 años.

Lamentablemente muchas de estas mujeres no son parte de ese negocio por gusto si no porque son orilladas por terceras personas y obligadas a ser partícipes, sometiéndose así a un estilo de vida muy poco digno, y sobre todo arriesgándose a consecuencias como enfermedades de transmisión sexual, drogadicción y alcoholismo, rechazo social, embarazos no deseados, entre otros que evitan que la persona tenga una aceptación social, y evitando así llevar una vida normal y digna.

Quizá esos eran temas que por lo menos en nuestro municipio se veían o escuchaban en distintos medios de comunicación, en los que se mencionaban un gran números de lugares de México en donde destaca esto, pero ahora en Tepatitlán eso es una realidad.

Últimamente en este municipio muchas personas se han podido percatar de un gran número de mujeres y principalmente travestis que se han ubicado en distintas zonas de esta ciudad para vender placer, por así llamarlo, pero es lamentable ver como pueden estar como si nada a las 10:00 de la noche en distintas zonas muy transitadas de la ciudad, sobre todo el centro.

Y el ayuntamiento no hace por evitar que esto se vuelva una costumbre, permitiendo así que sea aceptado por la población, ya que a esa hora y más que nada los fines de semana, hay una gran cantidad de jóvenes, adultos, y sobre todo niños que transitan estas zonas, y lo que más sorprende es que por lo menos el sábado pasado mientras alguien se prostituía en la esquina de los portales como si nada, a media cuadra estaban multando a un joven que iba quizá a exceso de velocidad, hablando con el celular o cualquier motivo que fue razón suficiente para hacerlo. Muy bien para estas personas que se dedican a esto, pero creo que este es un ejemplo de la falta de educación, empleos, y muchas razones más que se deberían de analizar para tratar de combatirlo.

Anuncios