>

Zapotlanejo, Jal.- Lo que fue una noche de terror en Guadalajara tuvo sus alcances hasta municipios de la zona alteña, específicamente Zapotlanejo.

Fue la noche del pasado 1 de febrero en que en varios puntos de la zona metropolitana de Guadalajara se registraron varios hechos violentos, como narcobloqueos con vehículos atravesados e incendiados en las principales avenidas de la ciudad, detonaciones de granadas, etcétera.

Uno de estos incidentes tuvo lugar en la autopista a Zapotlanejo, donde en el entronque a Tepatitlán, presuntos sicarios atravesaron un tráiler y le prendieron fuego, impidiendo la circulación por algunas horas.
Dicho vehículo se trataba de un tractocamión Kenworth, color blanco y razón social Servicio Público Federal T.G. Tel. 01 722 217 40 56, el cual se encontraba con reporte de robo.

Cuerpos de rescate de varios municipios se hicieron presentes en el lugar, donde corroboraron que no hubo pérdidas humanas ni heridos, por lo que se limitaron a apagar las llamas y posteriormente retirar los vehículos siniestrados.

Del conductor no se supo nada pues no estaba presente en el lugar, aunque trascendió que el vehículo había sido dejado ahí en llamas por gente del narcotráfico.

Falsa alarma en Acatic

Esa misma noche, la volcadura de un vehículo en carretera federal 80, a la altura del entronque a Acatic, movilizó a distintas dependencias e hizo pensar que se trataba de una acción más del crimen organizado.

Sin embargo este incidente resultó ser aislado y fortuito, pues sólo se trataba de un percance vehicular, aunque sí entorpeció por varios minutos el tráfico por dicha carretera.

Anuncios