>

+ Sin mucho apoyo y un poquito de miedo
esta organización tapatía auxilia al migrante


+ El gobierno hace como que cuida a
los ilegales y en realidad los persigue

Por Ana Paula de la Torre Díaz

Los inmigrantes centroamericanos que cruzan de manera ilegal nuestro país pasan por un montón de penurias antes de llegar a su destino final en Estados Unidos.

Sin embargo hay personas y organizaciones que ayudan a este tipo de personas sin recibir nada a cambio; tampoco reciben apoyos de ningún gobierno o institución.

Entrevistamos a Carlos Villalobos, integrante de FM4, organización que ayuda a migrantes en su paso por Guadalajara. Concluimos que la labor de la organización es admirable. Abren de 4 AM a 7 PM todos los días y dan de comer, ropa, cafecito y prestan colchones de descanso por un rato; además proporcionan información, ayuda y apoyo a los que ser irán en el próximo tren…

Ana Paula: Parte de su misión es influir en políticas públicas; ¿han influido en alguna directamente?


Carlos Villalobos: Nosotros solos no. Pero trabajando con otras organizaciones tal vez sí. No sé si hemos logrado influir en políticas públicas, pero tal vez en acciones del gobierno sí, por ejemplo, que pongan más atención al peligro que corren varios encargados de organizaciones protectoras de derechos de migrantes como Pedro Pantoja en Saltillo y Alejandro Solalinde en Ixtepec, Oaxaca.
 


AP: ¿Qué es lo más difícil para mantener la institución? 


CV: Uno es conseguir recursos económicos y otro es depender de coyunturas políticas.
 


AP: ¿Han habido problemas que los haya hecho cerrar en algún tiempo?


CV: Todavía no, pero en cualquier momento sí. Todos los lugares de este tipo están expuestos a esto. 



AP: ¿Cuántas casas para el migrante hay en Guadalajara?


CV: Ni una. Nosotros tenemos un comedor, pero es el único lugar que tiene el propósito de prestar ayuda a extranjeros en situación de vulnerabilidad.



AP: Si llegaran a tener una crisis terrible de dinero, ¿a quién pueden acudir?


CV: A la gente. Cualquier persona es un donador en potencia.



AP: El asunto de migración es un delito, estar ilegalmente en un país es sancionable. ¿Cómo funciona el asunto de que las autoridades puede tener detectadas casas de migrantes y hacer redadas ahí?

CV: En México, desde hace dos años, introducirse al país sin los documentos requeridos por la ley no es un delito, es una falta administrativa. Por lo tanto nadie puede ir a la cárcel por esa falta administrativa. Sólo los deportan.

En Estados Unidos sí es delito y los meten a la cárcel, sobre todo si reinciden. En México las redadas no las hacen en las casas de migrantes a menos que tengan orden de cateo, pero nunca lo hacen así. Las redadas las hacen sobre las rutas, generalmente del tren, o carreteras.

Casi siempre, por acuerdo de palabra, la autoridad respeta el área de las casas de migrantes. Hay algunas ambigüedades en la Ley General de Población y contradicciones entre ésta y la Costitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La verdad no conozco bien sobre estas leyes.


Generalmente el gobierno respeta las casas, pero esto depende de un trabajo de buena comunicación con autoridades migratorias locales. Los agentes de Seguridad Pública Estatal o Municipal no tienen ingerencia en temas migratorios. Cuando lo hacen violan la Constitución.
 


AP: Los migrantes son víctimas de extorsión por autoridades y crimen organizado; aparte de las rutas de tren y caminos de tránsito, las casas del migrante pueden ser un hervidero para que el crimen organizado actúe ahí directamente. ¿Han tenido acoso por parte del gobierno o personas del crimen organizado en la casa o en los alrededores? ¿Amenazas?


CV: Nosotros no. Nada de menazas ni problemas. 



AP: ¿Han sabido de otros sitios dónde haya pasado?


CV: Sí, muchos. Sobre todo en Tapachula, Arriaga, Ixtepec, Saltillo. Algunos encargados de organizaciones están amenazados de muerte por criminales, particularmente por Los Zetas.
 


AP: Mencionan la erradicación de la migración forzada como visión, ¿Se refieren a influir en las políticas públicas inclusive de otros países para que el gobierno admita su responsabilidad y evite que los migrantes tengan que hacerlo? ¿Cómo harían eso?


CV: Sí se refiere a eso, pero eso es imposible, es un sueño guajiro de algunos jóvenes ilusos de FM4. (Risas).



AP: ¿Las personas llenan alguna forma de registro o cosa así? 


CV: Sí, se registra a cada una de las personas que atendemos. Datos personales, experiencias de viaje, motivos y violaciones.



AP: ¿Existe algún vínculo gobierno-FM4 para recabar, organizar y tener esa información?


CV: No. Es información que manejamos internamente y la damos a conocer a la gente y medios en nuestro informe anual, que acaba de ser en noviembre.
 
Un asunto complejo


AP: ¿Cómo podría por ejemplo el gobierno vigilar las rutas de tránsito de migrantes para que no los maltraten (por lo menos mientras la efervescencia del crimen organizado baja), si resulta ilegal que estén aquí? ¿Cómo cuidar gente que en teoría tendrías que detener y deportar? ¿O más bien la demanda social se refiere a desarticular a las bandas que se están aprovechando de ellos?


CV: Como ves, es un tema complejo. Las acciones de gobierno responden más a la coyuntura que a las leyes. Últimamente se hizo público toda esta crisis humanitaria por la que atraviesan los migrantes y sus defensores.

El Padre Alejandro Solalinde tiene los días contados, si lo matan los Zetas, imagínate nomás el escándalo internacional que se armaría. Sobre todo después de que en agosto pasado encontraron a 72 migrantes muertos en una bodega en Tamaulipas. Así que ahora las autoridades deben cuidar, aunque sea ante los medios a los migrantes y sus defensores en sus rutas de tránsito, por lo menos mientras dura este escándalo, que al final es todo mediático.



AP: ¿Será que de alguna forma los que tenemos que cuidarlos somos nosotros sociedad civil con un poco de complicidad del gobierno para que no haga nada por hacer redadas en los albergues y respetar las casas del migrante?


CV: Siguen haciendo redadas, no en las casas, pero sí en las rutas, y las van a seguir haciendo, aunque al mismo tiempo patrullen las rutas para cuidar a los migrantes ante los medios de los criminales.
 


AP: ¿Los albergues no son ilegales? 


CV: Brindar ayuda humanitaria a personas extranjeras sin documentos no es un delito. Siempre y cuando no se les cobre la ayuda a los migrantes. Está en la Ley General de Población.
 


AP: ¿Cuánta gente llega al día, de qué edades?, ¿Cuántos extranjeros y cuántos mexicanos?


CV: En promedio llegan como 8 personas al día. 60 % de extranjeros aproximadamente entre 18 y 40 años, la mayoría. Como 95% de hombres. 
 


AP: ¿Han contactado fondos europeos de ayuda tipo Indesol a proyectos sociales?


CV: Se han hecho algunos intentos, no sé si ya se concretó alguno. Creo que todavía no.

AP: Gracias Carlos.


Para terminar

Al ver la labor de esta institución, en 7 días nos orgullecimos de saber que es atendida y mantenida voluntariamente por jaliscienses. Los migrantes es lo único que tienen en un trayecto cada vez más difícil.
La cuenta de donaciones si a alguno llama la atención es:

Banco Scottiabank
Dignidad y Justicia en el Camino AC
Cuenta: 0100-5313708
CLABE para transferencia electrónica:044320 0100 5313 7083

La cantidad puede ser cualquiera.

Anuncios