>

Por Rubén Arias Barajas

Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre.

En nuestro país, se dice que el turismo tiene tanta importancia, que representa para México un ingreso tan importante que está ubicado solamente un peldaño debajo de los ingresos que se tienen por concepto de la venta del petróleo, lo que nos da una idea clara de la gran cantidad de dinero que ingresa por ese concepto.

Es tan importante que debe ser motivo de mucho cuidado. Inclusive, es mi juicio que pobres son todavía las campañas que se emprenden para atraerlo, para motivarlo, dada la cantidad tan importante de divisas que ingresan a nuestro País. Porque debemos considerar que probablemente México tenga petróleo para vender los próximos diez o quince años, o sea, es un recurso que se agotará más tarde o más temprano, mientras que la infraestructura instalada y los atractivos de nuestro País, más bien deberían tender a incrementarse.

Pero bueno, ésta entrada y referencia, solamente tiene que ver con lo que es mi idea comentar en relación al Municipio de Arandas que debido a su ubicación geográfica y la propia infraestructura que tiene, puede y debe convertirse en un atractivo turístico mucho más importante de lo que es hasta ahora.

Su ubicación geográfica es privilegiada. Su clima, también lo es. Es cierto, hay que reconocerlo, que Promoción Económica y Turística y otras áreas del Ayuntamiento, se han preocupado por hacer encuestas o sondeos para conocer la cantidad de turismo que llegan a este Municipio en las fiestas de Septiembre y las de Enero que recién terminaron y por lo mismo, han hecho mediciones aquí y allá que confirman que es elevado el número de personas que nos visitan y que dejan una importante derrama económica en el comercio y los servicios de hotelería y restaurantes.

Aparte de ofrecer otro paisaje agavero más bonito que el que se tiene en el rumbo de Tequila, Jalisco, se debe destacar que existen por acá más fábricas de tequila que en aquel municipio pionero en la elaboración de ésta la bebida más mexicana que tenemos, aparte de contar con la tradicional hospitalidad y tranquilidad que de manera natural ofrecen los habitantes de éstos lugares.

El Museo del Sauz de Cajigal, con mas de 6 mil piezas valiosísimas que están todavía pendientes de clasificar en todos los sentidos, es un museo in situ que debe promocionarse más todavía agilizando la labor del INAH para dar a conocer su valor.

Otro atractivo lo representa el Templo Neo Gótico de San José de Obrero, el más alto en todo el Pais construido en una sola nave, sin columnas que estorben el paso o la visibilidad y a su pie, el campanil del cual pende la campana más grande de Latino América y que pesa l5 kilos menos de las 15 toneladas.

Arandas forma parte de la ruta cristera porque fue escenario importante de la Revolución Cristera y tiene lugares interesantes qué mostrar en ese tema. Es parte de la Ruta del Tequila y la del Vestido, pues también se fabrican cierto tipo de prendas de vestir. La industria de la leche y sus derivados como el queso, la crema, la mantequilla, la cajeta y otros que tienen que ver con la elaboración de dulces, es algo que los que conocen, lo vienen a consumir.

Existen hoteles dignos desde las 4 estrellas hasta los muy económicos que pueden estar al alcance del bolsillo y el tamaño de la exigencia de los huéspedes que nos visitan, en número suficiente proporcionalmente hablando. Es además, el productor número uno en bolsa de plástico de las que se usan en los comercios para empacar los productos que el público compra. El dinamismo y diversificación de su industria, le han permito crecer en muchos sentidos y sigue siendo todavía un lugar seguro donde disfrutar.

Pero lo que hasta el momento no había tenido ningún impulso, es el vaso lacustre de la presa de “El Tule” lugar en donde por su longitud y profundidad, se podría hacer un muelle y promover la diversión acuática a muy buen nivel.

Pues parece que ha llegado la oportunidad y existen planes muy serios, algo aventajados por cierto, que tienen que ver con esa intención de sanear primeramente el arroyo que llega a la Presa y que trae consigo, desafortunadamente, descargas de aguas negras de la población de Santa María del Valle, Jalisco, delegación de Arandas, pero se está en el proceso, primero claro, de construir una planta tratadora de aguas residuales para evitar la contaminación que ya padece.

Al parecer también tendrán el trabajo de dragado que permita mejorar las condiciones de azolve que presenta y después la construcción de un muelle o embarcadero en donde puedan atar o zarpar lanchas o motos acuáticas que sirvan para diversión o para practicar la pesca deportiva.

Ya hay muchos propietarios que desde hace tiempo vieron con interés el ubicarse ahí, y tienen construidas casas de campo en sus márgenes, sobre todo en el lado oriente, y no sería remoto pensar en la construcción de cabañas que pudieran atender al turismo instalando servicios de restaurante o de hospedaje.

Aunque es un proyecto que ya tenía algunos meses trabajándose, se aprovechó que hace pocos días estuvo por aquí el Senador Alberto Cárdenas Jiménez, a quien le fue planteado tal asunto y se llevó la petición para ver si se puede lograr algo de apoyo por parte del Gobierno Federal, que pueda impulsar en ese sentido los esfuerzos de muchos para materializar ese anhelo que pueda resultar atractivo también turísticamente hablando, así que estaremos pendientes de los resultados de tales gestiones que ojalá concluyan con éxito.

Asi deberían todos los municipios de la zona, abrir los ojos e identificar los lugares con potencial turístico alto y explotarlo de la mejor manera.

Nos leeremos en la próxima entrega.

Anuncios