>

San Diego de Alejandría, Jal.- El poner la calefacción del vehículo donde viajaban les costó la vida a dos miembros de una familia el pasado 23 de enero, ya que presumiblemente el sistema inundó de humo de motor la cabina, lo que provocó la muerte.

Una familia originaria de Pénjamo, Guanajuato, viajaba a bordo de una camioneta Ford pick up, con camper, modelo 70, en color blanco, la cual era manejada por José Juan Ceja Díaz, de 28 años.

El mismo relata que viajaban procedentes de Pénjamo hacia San Juan de los Lagos, sin embargo decidieron dormir por unas horas a bordo del vehículo, antes de continuar el viaje, por lo que pararon en un lugar conocido como rancho San José del Monte, en San Diego de Alejandría.

Para tal efecto, dejaron encendida la calefacción de la camioneta. Sin embargo, al cabo de un rato, Juan José despertó y vio a su familia, su esposa y tres hijos, muy mal de salud, por lo que se dirigieron hasta el centro de salud de San Julián.

Llegando a ese lugar ingresó muy grave la esposa Antonia Mata de la Paz de 26 años y los niños María Vanessa de 3 años, Jesús Eduardo de 1 año y Ana Paola de 8 años, quienes presentaban un alto grado de intoxicación debido a la aspiración de algún gas venenoso.

De San Julián los remitieron a una clínica del IMSS en San Miguel el Alto, donde dejaron de existir los menores María Vanessa y Jesús Eduardo, mientras que la madre y la hija mayor permanecen delicadas de salud. Tomó conocimiento la agente del Ministerio Público de San Miguel el Alto, Lic. Karina Aguas.

Anuncios