>

Kalimba y la Rosa de Guadalupe

Que el viento le mueva las rastas
cuando se pronuncie el juez

Por Fabiola González Ontiveros

Estoy hasta la madre del caso Kalimba. Harta, fastidiada, molesta, cansada… Kalimba por aquí, Kalimba por allá, Kalimba en Twitter, Kalimba en internet, Kalimba en la televisión, Kalimba, Kalimba Kalimba…
De verdad que ya no quiero saber nada. Además me parece una vil y completa estupidez todo el escándalo que se está haciendo y por nada.
Recapitulemos por enésima vez, el tipo este fue a Cancún a presentarse, con edecanes en el evento, edecanes calenturientas de 17 años cabe destacar, que además de calenturientas se les presenta la oportunidad con alguien relativamente famoso. Se van todos al after y es por todos sabidos que un after siempre se descontrola y que tiene todavía más ambiente que el evento mismo.
Las edecanes no recibieron paga por ser edecanes del evento, pero como recompensa les ofrecieron una convivencia, el after pues. ¿A alguien le parece ilógico que tengan algo que ver, cualquiera de estas muchachas, y un famoso? Además lo llevan al aeropuerto para despedirlo, ¡ay! qué bonito… aún violada y todo fue lo suficientemente buena onda para llevarlo al aeropuerto…
No es por nada pero las morritas de ahora están más correteadas que hace, sin ir muy lejos, 5 años, así que el hecho de que sea menor de edad no significa que no tenga ya un largo camino recorrido.
Para mí no tiene ningún sentido, pero bueno… independientemente de si la violó o no, estoy cansada de escuchar el caso en todos lados, casi hasta en la sopa de letras me sale el nombre de Kalimba ¡caray…!
He estado escuchando muchas opiniones de mis conocidos acerca de este asunto, conocidos que están igual de hastiados que yo del tema, comentan que no es cierto, que es puro escándalo, nada más, eso con mis compañeros de la universidad que estudiamos todos Ciencias y Técnicas de la Comunicación, y a lo largo de los semestres que llevo ahí he entendido que Televisa y TV Azteca no son más que una porquería, pero bueno, eso es otra cosa, el punto es que el dinero se lo ganan haciéndole creer a la gente todo lo que dicen, de tal manera que la sociedad piensa que si Loret de Mola o López Dóriga dicen que algo no es cierto o no es importante, no lo es. Cualquier persona con pocas luces lo sabe, tratan de manipular la opinión pública y tener a todos contentos, como han de tener a la iglesia bien contenta con La Rosa de Guadalupe, que es otra porquería.
Al día jueves, que escribo, ya agarraron a Kalimba en un aeropuerto, y la gente me dice bien prendida con el tema, ¡uy que ya lo agarraron! Eso le pasa por andar violando chamacas y cosas así, convencidos de que todo el asunto es cierto.
Al mostrar mi postura de que todo esto no es más que un cuento y un escándalo, incluso una cortina de humo para cubrir otras cosas más importantes que pasan en el país, me dicen: “¿Tú también piensas que es una estrategia publicitaria?, no pues que estrategia tan jodida del Kalimba, se está hundiendo, no creo que se vaya a recuperar”.
No sé de quién sea la estrategia, pero estoy segura de que lo es, a lo mejor Kalimba se la debe a Televisa y por eso lo están jodiendo tanto, no sería la primera vez que armaran un escándalo así para destruir a alguien.
O tal vez simplemente decidieron que había que volver a poner a Kalimba en boca de todos, porque hay que acordarse de que antes de todo este escándalo el señor estaba desaparecido, cantando covers de José José, bien trajeado pero con poca audiencia.
Parece que va a terminar de hundirse, pero lo que yo creo es que por supuesto lo van a declarar inocente, y Televisa va a seguir haciendo escándalo, pero ahora en lugar de joderlo se van a dedicar a limpiar su nombre, a hacerle un reality show, a producirle un disco que la gente escuchará por morbo, hará conciertos a lo largo y ancho del país, presentándolo como “el negro al que se culpó injustamente de ser violador de una vieja perfectamente consciente, y que logró demostrar su inocencia, “¡vengan al concierto y vean que sí canta chido!, y que sabe levantarse aún cuando está derrotado”. Ya casi estoy viendo lo que va a pasar.
Así que, si lo que yo digo es cierto, en cuanto me entere de que lo declararon inocente me encargaré de escribir: Se los dije. Y si no es así me disculparé por ser tan incrédula de Televisa y su Rosa de Guadalupe. Pero bueno, a ver si le aparece a Kalimba el día que decidan si es culpable o inocente, una rosa blanca y diga: “Oh… ¿y esta rosa?” y de repente se le muevan las rastas con el viento tan famoso de esta milagrosa rosa.
Aunque ustedes igual pueden seguir creyendo que Loret de Mola es la ley, y que si acusa de violador a Kalimba o al “viejo del costal” entonces lo son. Yo igual voy a seguir creyendo que es puro escándalo para revivir a Kalimba, o para tapar otros asuntos más importantes del país. Pero ya veremos quién tiene la razón, muy pronto…
Anuncios