>Después de haberse preparado espiritualmente por varios meses, la niña Beatriz Adriana González Esparza recibió por vez primera el cuerpo y la sangre de Cristo.

La neocomulgante es hija de los señores Jorge Eduardo González Arana y Beatriz Adriana Esparza López, fungiendo como madrina Emma Griselda González González.

La ceremonia se ofició en la Parroquia de Cristo Rey en Tepatitlán, en donde la niña recibió por vez primera de manos del presbítero Horacio Pérez Padilla la sagrada hostia. La niña estuvo muy contenta y entusiasmada y dio gracias a Dios por este don que nunca olvidará ni dejara de practicar: la sagrada comunión.

Al final de la ceremonia se ofreció un convivio en donde familiares y amigos se reunieron para festejar este día y felicitar a la pequeña Beatriz.

Anuncios