>Por Alejandro González Ontiveros.- Con la renovación de la nomenclatura de las calles de la ciudad, algunas de éstas “cambiaron” de nombre, lo que fue notado por más de algún observador.

La calle Samartín fue cambiada por “Sanmartín” debido a un error del que hizo las nuevas placas, quien seguramente estaba pensando en aquel libertador sudamericano José de Sanmartín al momento de elaborar las nuevas láminas.

Sin embargo, Tránsito y Vialidad se dio cuenta del error y pidió que se repusieran las placas con el nombre correcto, por lo que fueron pocos días en que Sanmartín prestó su nombre a una calle en Tepatitlán.

Por otra parte, la prolongación Avestruz ahora fue bautizada como Camino al Pinto, hecho que inconformó a algunos moradores de esa vialidad, pues alegaban que su domicilio oficial era con Avestruz y eso les traería problemas legales.

En este caso, Tránsito y Vialidad aclaró que la calle sigue conservando el nombre por el que todo mundo la conoce y lo que viene siendo “Camino al Pinto” es un camino rural que comienza una cuadra más adelante, no obstante, hay una placa con el nombre Camino al Pinto en el tramo donde el municipio asegura que se llama Avestruz.

Anuncios