>Por Alejandrina Franco Camarena.- Las vacaciones son sin duda alguna la mejor época para los niños, no madrugan para ir a la escuela, juegan más, descansan, pero sobre todo hacen muchas más travesuras, entre ellas llamar a instituciones de ayuda pública, como la de los Bomberos.

En Tepatitlán la estación de Bomberos cuenta con dos líneas telefónicas, en las cuales en cada una se reciben de entre 30 ó 45 llamadas falsas al día, la mayoría realizadas por menores de edad, por lo que los tragahumo al sospechar que es una broma, hacen una serie de preguntas al menor que llama para darse cuenta si es auténtico el llamado y así evitar las salidas en falso. Como las llamadas a números de emergencia son gratuitos, a muchos infantes se les hace fácil abusar de este servicio simplemete por diversión, aunque lo único que hacen es quitar tiempo a los bomberos para cosas más importantes o verdaderas emergencias.

Por otro lado independientemente de las llamadas, todavía peor es el hecho de que los incidentes incrementan por lo menos un 20% en temporada alta, quizá porque los niños transforman los juegos en travesuras, que muchas veces se convierten en desastres, aumentando así el número de desastres, señaló el director de la Instituc ión de Bomberos en Tepatitlán, el señor Daniel Torres.

Todos estos incidentes se pueden evitar en la mayoría de casos, por lo que se les recomienda a los padres de familia estar pendientes de sus hijos, de esta manera se pueden evitar tantos accidentes a diario, y por el lado de las llamadas también se les puede ahorrar trabajo innecesario a estas personas que lo único que hacen es arriesgar su vida por salvar otras.

Anuncios