>Cantares a la Virgen en
San Diego de Alejandría

Por Oscar Maldonado Villalpando

Despierta madre despierta,
mira que ya amaneció.
Aquí tienes a tus hijos
Cantándote con amor.

Es una fuerza muy grande la que se lleva en el corazón y eso motiva los recuerdos y los cantos, pero más que nada, es fuente de energía para vivir bien. El Papa Benedicto XVI, muy bien lo ha reconocido, especialmente cuando habló a los obispos en su discurso inaugural de la Asamblea General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, en Aparecida, Brasil, el 12 de mayo de 2007. (CELAM)

“El Santo Padre destacó “la rica y profunda religiosidad popular, en la cual aparece el alma de los pueblos latinoamericanos” y la presentó como “el precioso tesoro de la Iglesia católica en América Latina”. Invitó a promoverla y a protegerla. Esta manera de expresar la fe está presente de diversas formas en todos los sectores sociales, en una multitud que merece nuestro respeto y cariño, porque su piedad “refleja una sed de Dios que solamente los pobres y sencillos pueden conocer” La “religión del pueblo latinoamericano es expresión de la fe católica. Es un catolicismo popular” profundamente inculturado que contiene la dimensión más valiosa de la cultura latinoamericana. A. 258.

Así que este reconocimiento es muy justo, pero para las personas del pueblo es algo que se lleva en el corazón y se expresa de las maneras más hermosas, creando altas expresiones del espíritu. Así podemos ubicar las fiestas en general, en nuestro caso, la de la Inmaculada Concepción en San Diego de Alejandría, a celebrarse el día 8 de enero de 2011, Dios mediante.

Con todas sus facultades y aptitudes las personas hacen composiciones a la Virgen. Esta es una de ellas y aquí la consignamos. Estas mañanitas las escribió Pascuala González.

Despierta madre despierta,
mira que ya amaneció,
aquí tienes a tus hijos
cantándote con amor.


Virgencita de San Diego
venimos con emoción,
a cantarle mañanitas
a tu Limpia Concepción.


Hemos venido de lejos,
Purísima Concepción,
a cantarte mañanitas
en esta celebración.


Venimos de muchas partes
con mucha fe y devoción.
Venimos de San Antonio
y también de Monterrey.


Virgencita de San Diego
aquí tienes a tu gente
que se han ido a otra parte
pero te tienen presente.


Hoy tus hijos ausentes
venimos, con emoción,
a pedirte, Madre mía
que nos des tu protección.


Virgencita de San diego,
nos estas viendo llegar,
a todos tus peregrinos
que te vienen a ensalzar.


Purísima Concepción,
pura, sencilla y sin mancha,
que gusto recibe mi alma
cuando me acuerdo de ti.


Virgencita de San Diego,
te pedimos con amor,
que nunca nos olvides
y nos des tu bendición.


Todos tus hijos ausentes,
aquí los tienes de nuevo,
esperamos visitarte
para el año venidero.

Esta es una de esas expresiones, una voz del pueblo, voz auténtica de la historia. La fiesta en San Diego de Alejandría está por comenzar. Esperemos que sea esa oportunidad de enriquecimiento espiritual, porque el momento presente así lo esta exigiendo.

Anuncios