>Por Alejandrina Franco Camarena

Diciembre tal vez sea el mes más esperado, concurrido y sobre todo en el que más se gasta de todo el año, empezando por los intercambios, posadas, y principalmente los regalos a sobrinos, amigos, familiares, o cualquier ser querido, lo que provoca un gran desembolso para las familias mexicanas.

Y el hecho de que la economía esté cada vez peor, los sueldos bajos y las cosas más caras se nota precisamente en estas fechas, que es cuando la mayoría de las personas salía a hacer sus compras navideñas, y que por su parte este año bajaron por lo menos un 30%, o al menos eso nos aseguraron algunos comerciantes de Tepatitlán, quienes señalan que en años pasados la mercancía se vendía en unas cuantas horas, o cuando mucho algunos días, a lo contrario de este año, que al menos hasta el miércoles 22 no se había vendido ni un 50% de ella.

Por otro lado hay comercios que aseguran les fue muy bien, pero ahora sí que son contados. También se encuentran los tianguistas, quienes ahora sí se podría decir que se especializan en ventas sólo en ocasiones especiales, y que se podría decir que la Navidad es su mejor época de negocios y les va bien, pero algunos se han quejado desde que cambiaron de ubicación el tianguis, quitándolo de la plaza e instalándolo afuera del auditorio Hidalgo, en donde probablemente sea más cómodo para los tepatitlenses porque ahí no afecta tanto a la circulación, pero el centro les atraía a más personas, aseguran algunos tianguistas.

Probablemente en esta Navidad hubo más desconcierto que alegría para muchas familias, ya que el 2010 fue un año en el que el país atravesó por muchos problemas derivados del narco, la mala gobernación, o mil cosas más que afectaron a muchas familias mexicanas, y sobre todo económicamente atravesó por una de sus peores etapas. Pero sin duda alguna, a pesar de los gastos originados por la navidad, lo que no tiene precio es la satisfacción de ver cómo miles de niños no sólo en nuestro país sino en todo el mundo, lograron disfrutar una vez más de de esa ilusión de tener regalos.

Esperemos que el año que entra sea mejor en muchos sentidos, pero sobre todo que las familias logren contar con el privilegio de la seguridad y tranquilidad, cosas que actualmente no existen en México. Mientras tanto ¡¡¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a todos los lectores del 7 días!!!

Anuncios