>No se fueron en blanco las fiestas patronales de Capilla de Guadalupe, pues en el último día de actividades hubo hechos que empañaron la organización de los festejos, pues hubo una persona fallecida y otra más que debió ser trasladada de urgencia al hospital.

Perece atropellado

Según informes de Protección Civil, alrededor de las 19:29 horas del pasado día 12, se reportó una persona atropellada en aquella delegación tepatitlense, por lo que elementos de la corporación se trasladaron hasta el lugar de los hechos.

Fue en la calle J. Matías Navarro, frente al No. 349 de aquella población, donde el niño José Angel Tinoco Lozano, de 3 años de edad, había sido arrollado por un vehículo cuyo conductor se dio a la fuga, quedando el menor malherido sobre el pavimento.

Al llegar los paramédicos nada pudieron hacer por el pequeño, pues había fallecido minutos antes a consecuencia de los golpes provocados por el pesado automotor que lo había atropellado, por lo que no hubo más remedio que llamar al agente del Ministerio Público, quien dio fe de lo ocurrido y al Servicio Médico Forense, que se encargó de trasladar el diminuto cuerpo sin vida hasta la morgue de Tepatitlán, donde más tarde fue identificado por sus familiares.

Al hospital sangrando

Apenas unas horas después del primer incidente, por la madrugada se recibió una llamada donde se reportaba un adolescente herido, por lo que Protección Civil se trasladó al rancho Agua Escondida, en Capilla de Guadalupe, a las 01:50 horas del día 13, ya que en ese lugar se había generado la petición de auxilio.

Fue en esa localidad donde se encontró a Rigoberto de la Torre de 17 años, quien presentaba una herida penetrante en el antebrazo derecho, mismo que sangraba copiosamente.

No se especificó la causa de la herida, pero los paramédicos debieron contener la herida, ya que había tocado una arteria y no dejaba de sangrar. Después de esto fue llevado al Hospital Regional de Tepatitlán en estado de salud regular.

Anuncios