>Un informe de gobierno
sobrio y sin sobresaltos

Por Alejandro González Ontiveros.- Se llegó el día y la alcaldesa Cecilia González Gómez dio su primer informe de gobierno el pasado 10 de diciembre alrededor de las 7 de la noche.

Luego de estar presente en un evento organizado por una empresa refresquera en la plaza de armas, la presidenta municipal caminó unos metros para trasladarse a un templete montado afuera de la Casa de la Cultura, donde se contó con la totalidad de los regidores, secretario de gobierno y síndico, donde tras la consabida lectura del orden del día, se dio inicio a la sesión solemne de cabildo.

Fue un informe sobrio, sin sobresaltos, donde la alcaldesa enumeró las actividades realizadas, mismas que clasificó en directrices.

Tras la lectura y la contestación por parte del Gobierno del Estado, se ofreció un brindis entre funcionarios municipales, invitados y público en general.

Como se había informado en la edición anterior de este Semanario, si el evento del Informe pareció poco ostentoso fue porque la presidenta decidió que parte del recurso que habría de gastarse en la organización, fuera a parar mejor en el remozamiento del auditorio de la Casa de la Cultura, donde se pintan las paredes, se modernizan los sistemas audiovisuales y se instalan butacas nuevas.

Anuncios