>El Universal.- Hace unos días, una familia española fue sorprendida por la recepción de una carta, la cual tenía como objetivo el cobro de una multa de tránsito por exceso de velocidad, sin embargo, el acusado falleció hace 21 años y la infracción se cometió el pasado mes de febrero.

Los hechos se suscitaron en la comunidad ibérica de Palencia y la peculiar historia fue retomada por el Diario Palentino, medio al que accedió la familia para dar a conocer el caso:

“La familia ha formulado un pliego de descargo ante la Jefatura Provincial de Tráfico, en el que argumenta y documenta que la persona multada falleció hace más de dos décadas, por lo que es imposible que fuera el responsable de la infracción que se le imputa”, escribe el citado periódico, el cual mencionó que el caso ya fue denunciado ante las autoridades.

De acuerdo a los informes policiales, la infracción se remonta a las 17:06 horas del 18 de febrero de 2010, cuando los radares detectaron a un automóvil Lexus circulando a una velocidad de 154 kilómetros por hora en la Vía A-4P, vialidad cuyo límite de velocidad es de 120 kilómetros por hora.

A pesar de que se puede tratar de un error humano, la familia de éste está en espera de una explicación, ya que la viuda se puso grave tras la noticia, además de que consideran que los datos del finado pudieron haber sido usados de manera fraudulenta y maliciosa por la empresa propietaria de turismo, a la cual pertenecía el vehículo infraccionado:

“No saben cómo la empresa propietaria del turismo se ha apropiado de los datos filiatorios de su padre, pero que estos, -a su parecer-, han sido usados de manera fraudulenta y maliciosa”, concluyó el citado diario.

Anuncios