>

Por Flavia Bustamante.- El incremento de tráfico vehicular y los constantes congestionamientos que se presentan en la cuadra de la calle Zaragoza entre Pedro Medina e Hidalgo fueron los motivos por los que la Comisión de Calles, Tránsito, Estacionamiento y Nomenclatura implementaron las siguientes medidas a partir del 8 de diciembre pasado:
Retiro de los estacionómetros.
Prohibición de estacionamiento entre las 07:00 y 22:00 horas.
Habilitación de dos carriles de circulación, uno para los autos que circulan hacia Samartín y el otro carril para los autos que giran hacia la calle Hidalgo.
El objetivo es facilitar la movilidad vehicular en ese sector del centro de nuestra ciudad.
El director de Vialidad y Tránsito, Jorge Villaseñor, asegura que no han recibido quejas de los comerciantes y vecinos de esa cuadra pues fueron consultados previamente.
El hecho de que se retiraran los estacionómetros nos llevó a preguntarle a Villaseñor si se ha contemplado la posibilidad de colocarlos en otros sectores del centro como en la calle Pedro Medina pero esa es una decisión que se debe tomar conjuntamente con Tesorería, aseguró.
Por el momento este cambio es exclusivo de la calle Zaragoza, sin embargo se está estudiando la posibilidad de agilizar el tránsito en tres cuadras de la calle 16 de septiembre pero aquí el problema más que nada es que deberían retirarse también los parquímetros.
Evidentemente cada vez más se hace notar el crecimiento del parque automotor en la ciudad, y medidas como éstas son necesarias para no entorpecer la circulación. A la vez, queda expuesto que el tiempo de dos horas que permiten los parquímetros se vuelve excesivo, pues según Villaseñor, con dos veces que una persona coloque monedas ya puede quedarse toda la mañana estacionado. Por este motivo, se va a proponer a la Comisión de Vialidad y a consultar a los vecinos y comerciantes de la zona céntrica la posibilidad de que los estacionómetros tengan una duración máxima de media hora.
“Si duraran como máximo media hora ya sería más difícil que una persona vaya y vuelva a cada rato para echarles monedas”, concluyó Jorge Villaseñor.
Anuncios