>

En el bautisterio de la parroquia de La Sagrada Familia en Tepatitlán, el pequeño hijo de los señores Jaime Ponce y Martha Liliana Sánchez fue bautizado con las aguas del Jordán que lo liberan del pecado original.
Para esto fueron invitados como padrinos los señores Pedro Sánchez y Martha Delia Muñoz, quienes gustosos aceptaron la responsabilidad de apadrinar al pequeño.

Durante la ceremonia el sacerdote con emotivas palabras les explicó a los padres y padrinos la obligación que adquieren con el niño a ser bautizado, obligación que aceptaron, sobre todo los padrinos si fuese necesario en el caso de darle educación, alimento y ropa.

Al final de estas palabras acercaron la cabecita del pequeño a la pila del bautismo y al rociarle el agua bendita el sacerdote pronunció el nombre de José Ángel, al final de la ceremonia se ofreció un convivio donde los padres y padrinos del recién bautizado fueron muy felicitados.

Anuncios