>

Con gran alegría que reflejaba su hermoso rostro, la señorita Andrea Huerta Alcalá ingresó a la iglesia de Saint John Vianney en San José, California, para agradecer a Dios por permitirle celebrar sus quince años rodeada de la gente que más quiere.

Andrea llegó acompañada de sus orgullosos padres, los señores Salvador Huerta y Cristina Alcalá, así como de los señores Samuel González e Imelda Gama quienes fungieron como sus padrinos.

Durante la ceremonia el sacerdote oficiante le habló a la jovencita sobre esta nueva etapa de su vida y en donde le explicaba que el día de hoy dejaba sus muñecas para convertirse en toda una damita de la sociedad de San José, así mismo la exhortó a seguir visitando la casa del Señor, y seguir siempre los sabios consejos de sus padres, después de estas palabras la felicitó y le dio la bendición.

Al final de la misa se ofreció en el Double Tree Hotel una excelente recepción, en donde familiares y amigos provenientes de varias partes de Estados Unidos y México, especialmente de Jalisco, se dieron cita para ser testigo de esta noche inolvidable para Andrea, quien bailó el vals con sus chambelanes, su papá Chava, familiares y amigos, pasando la hermosa festejada una noche realmente inolvidable. ¡Felicidades Andrea!

Anuncios