>Por Flavia Bustamante.- Como apoyo a la campaña emprendida por la dirección de Vialidad y Tránsito municipal, seguimos difundiendo los puntos considerados como básicos por el IMESEVI (Iniciativa Mexicana de Seguridad Vial), en este caso el uso del cinturón de seguridad. La finalidad del cinturón de seguridad es la retener o mantener en su sitio a los ocupantes de un vehículo en caso de detención brusca, colisión o vuelco, evitando que se desplacen o sean despedidos del vehículo y absorbiendo parte de la energía del choque.

Durante una colisión frontal, debido a la inercia es muy probable que se produzcan lesiones graves. En un choque a 50km/h es como caer desde un segundo piso. Forma correcta de abrocharse el cinturón El cinturón debe llevarse correctamente abrochado, sin dobleces y bien ajustado al cuerpo, sin sobrantes, para poder conducir con comodidad.

Si el cinturón está flojo, el cuerpo correrá una mayor distancia durante el accidente y puede chocar contra el volante o parabrisas.

Si las cintas no están bien estiradas, el cinturón perderá eficacia y puede provocar lesiones durante el accidente.

La cinta torácica debe pasar sobre la clavícula, entre el hombro y el cuello y debe descender a la mitad del pecho.

Debe regularse bien la altura del cinturón, o en su caso, la del asiento.

En el caso de las mujeres si la cinta está colocada sobre un pecho, en caso de accidente provocaría lesiones de gravedad.

De igual manera si está colocada sobre el cuello. Si se coloca sobre el hombro se deslizaría hacia fuera durante el accidente, reduciendo al mínimo la eficacia del cinturón.

La cinta abdominal sobre los huesos de la cadera, por debajo del abdomen.

Si se coloca sobre éste también provoca graves lesiones internas al suceder un accidente.

Falsedades respecto al uso del cinturón de seguridad

El cinturón es incómodo. Es una cuestión de costumbre, pero con el tiempo lo que resulta realmente incómodo es no llevarlo puesto. Y más ahora en que los cinturones sólo ejercen una suave presión sobre el cuerpo y la molestia de usarlos desaparece.

Utilizar el cinturón de seguridad durante el embarazo es peligroso para la madre y el bebé. Las embarazadas deben utilizar también el cinturón de seguridad, pues está plenamente demostrado que cuando no se lleva puesto, el bebé y la madre sufren mayores daños en un accidente, pero deberá cuidarse que la banda abdominal se coloque lo más baja posible sobre las caderas, pues si se deja sobre el vientre el daño sería mayor.

En recorridos cortos no hace falta ponerse el cinturón. Se ha observado que en la mayoría de los accidentes con víctimas fatales, estos se producen a escasos kilómetros del punto de partida, por lo que deberá colocarse desde que se aborda el vehículo. Es muy importante usar el cinturón de seguridad tanto en los asientos delanteros como en los que están detrás. En ocho veces más se incrementa la probabilidad de que un ocupante en la parte posterior del vehículo pueda ser lanzado en un accidente causando la muerte a pasajeros de asientos delanteros al no usar el cinturón.

Anuncios