>Por Víctor Manuel Mendoza Ocampo

Lo que está a la vista no se puede negar y esto sucedió en la construcción del Boulevard Anacleto González Flores, la que a dos años de su construcción en diversos tramos está bastante destruido, esto fue suficiente para que el actual ayuntamiento hiciera un estudio del por qué se encuentra en este estado.

El especialista señaló que en este tipo de construcciones realizó una evaluación superficial, una estructural y un diagnostico sobre el boulevard por medio de un aparato que se llama geograbar, un ultrasonido que detecta la calidad y espesor del pavimento, dando como resultado que existen partes que solo tienen un espesor de 9 centímetros, cuando lo mínimo debería de ser de 15 centímetros, pues para este tipo de construcción un centímetro es una diferencia bastante fuerte, ahora imagínese con una diferencia de 15 centímetros como existen en algunos tramos, añadió que en la construcción, llámese capas de base y sub bases no hay homogeneidad.

El boulevard es una obra con desperfectos, mal material y le entra agua por todos lados, el reconstruirla tendría casi el mismo costo de lo que gastaron y si el ayuntamiento no tiene dinero para hacerla prácticamente nueva, tendría que estar remodelándola cada seis meses y lo peor de todo es que es una obra sin proyecto, pues no existe una memoria que avale lo que se tenía que hacer, es decir no hay antecedente, por lo tanto una obra que debería tener una duración para 30 años, en dos años ya esta destruida, por lo que se estima que podría haber un fraude hasta de 60 millones de pesos y solo, presentando pruebas las autoridades anteriores podrán salir adelante de este problema que se le avecina.

Anuncios