>Por Rubén Arias Barajas

Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre. De un tiempo para acá, tanto la prensa escrita como la radio y la televisión, los medios masivos de comunicación pues, nos hemos visto envueltos en una vorágine abrumadora de noticias malas que solo provocan en nosotros sentimientos de desesperanza, frustración, temor y desaliento. Y cómo no sentirse así se destacan todas las cosas malas que pasan en nuestro Pais relacionadas con las espeluznantes ejecuciones, secuestros, extorsiones, y la inseguridad que prevalece.

Es lamentable, pero es cierto. Sin embargo, no todo necesariamente es malo. Así como en la oscuridad de la noche resalta la luz de la luna llena y la admiramos y apreciamos, así también debemos reconocer que en un mundo convulso, todavía existen acciones y actitudes de muchas personas buenas que empujan hacia el lado positivo, luminoso, de la caridad, la sensibilidad, la fraternidad y la solidaridad.

Por ello, en ésta humilde columna he querido dedicar a algunos de ellos que no se amedrentan, que no nublan su entendimiento y sentimientos y que continúan su tarea positiva de apoyar a los demás. Es momento de voltear la mirada también para el otro lado, donde brillan más aquellos que se dedican a hacer el bien sin mirar a quien, que son responsables y respetan la misión que sienten tener de apoyar las buenas acciones. Acciones varias me ha tocado conocer y ver en las últimas semanas.

Los Rotarios por ejemplo, considero que son un grupo social que merece respeto por el compromiso que asumen y muestran en ésta ciudad de Arandas al gestionar apoyos para el Hospital del Sagrado Corazón de Jesus, para la Escuela de Educación Especial que brinda educación y apoyo a niños y niñas con limitaciones físicas de diferentes grados.

Y el valioso apoyo con donación de sillas de ruedas para aquellos que han tenido la desgracia de perder su función motora y que postrados en cama o en una silla, se encuentran confinados en su casa por falta de recursos económicos para comprar una silla de ruedas para desplazarse, qué bien que se hayan fijado en ellos también. Acciones del Ayuntamiento que unido a sectores sociales y organizaciones no gubernamentales y del sector educativo, han logrado en días pasados hacer una colecta en toda la ciudad, de sweters, cobijas, chamarras y ropa abrigadora batiendo su récord del año pasado que era de l4,800 prendas que donó la gente.

Lo superaron en momentos en que la economía muestra un rostro desfavorable, eso vale más, pues lograron sensibilizar a la sociedad y le permitieron ser generosos en regalar, en desprenderse de algo que también les es útil, pero que quisieron compartir con aquellos más desfavorecidos.

A través de un estudio socio económico previo, el DIF está ya repartiendo en rancherías y en las zonas más pobres de la ciudad, dichas prendas que en éstos fríos momentos, llegarán a su destino como el agua en el desierto. Pero no es solo eso, el impacto de ésta colecta va mucho más allá. Los alumnos del Conalep Arandas, salieron en su tiempo libre a recorrer casa por casa nuestra ciudad para pedir los donativos de éstas prendas y al tener la satisfacción de encontrar una respuesta positiva de la sociedad, ellos mismos están recibiendo una gran lección. Son partícipes de la caridad y solidaridad mostrada por los Arandenses hacia ese sector pobre que existe y ellos mismos han comprendido el mensaje, son parte de él. Que se debe dar, que se debe ayudar y en ésta etapa de su vida que viven, reciben una lección muy positiva que les quedará grabada en su mente y muy probablemente será motivo de imitación por ellos mismos.

Estos mismos Estudiantes, forman parte de un plantel educativo que ha estado en el primer lugar del Estado de Jalisco, cuando se realizó el programa de “Ver bien para aprender mejor” que consistió en recibir donativos para comprarle lentes a todos aquellos débiles visuales que no podían estudiar bien por esa limitante. Ganaron el primer lugar dejando atrás a la ciudad de Guadalajara y Puerto Vallarta por ejemplo, ciudades mucho más grandes que pudieron haber captado más recursos, sin embargo el entusiasmo y entrega de éstos muchachos, los puso en el primer lugar. Qué decir del Portal de Belén del Niño Jesus. Una casa hogar para los niños de la calle, para los desamparados, para los maltratados, para los huérfanos, que tiene viviendo en ese edificio, en éste momento como a 70 niños y niñas de todas las edades y a los cuales se atiende hasta con cierto lujo en sus instalaciones. Se les dá alimento, disciplina, cobijo y cariño. De todo eso carecían en donde estaban.

Todo esto no se hubiera podido hacer sin la presencia y participación del sacerdote Diego Suárez Mora, que venido de España, trajo consigo a un grupo de españoles que hasta trabajos de albañilería anduvieron haciendo en la etapa de construcción de dicha casa. Dejaron, cuando ya estaba terminada y llena de niños, a dos mujeres de aquel país, Toñi y Juani, la primera Directora de la Casa, la segunda, su brazo derecho y junto con personas caritativas y generosas de ésta ciudad, pusieron a funcionar dicha casa.

Lamentable es la muerte hace pocos días, de Toñi. Fue a vacacionar a su Patria y allá la sorprendió la muerte. Quiso tanto la casa, a sus niños, a México y a Arandas, que sin dudar dejó su Patria y se vino a vivir a ésta ciudad para estar al pendiente de los niños. Irónico es que estando de visita allá en España, un día antes de fallecer, le dieron la noticia que ella esperaba. México le brindaba respuesta positiva a su petición de nacionalizarse Mexicana, no tuvo tiempo de recibir su constancia, Dios se la llevó consigo por ser tan valiosa como era. Afortunadamente dejó a Juani que también se entrega y compromete en la tarea de sacar adelante a niños cuya responsabilidad de atender y apoyar es primordialmente de los Arandenses, más que de los Españoles, pero aquí está. Qué bonito ejemplo.

También está el Asilo de la Divina Providencia, que tiene lleno su cupo, para atender a tantos ancianitos que no tienen quien los atienda en sus respectivas familias o que carecen de ellas. Un Patronato que preside el Doctor Ernesto Díaz Canchola, trabaja día tras día para comprar las medicinas, los pañales, los alimentos y artículos de limpieza necesarios para tener en condiciones dignas e higiénicas a éstos ancianitos que sufren muchos males, porque toda la fuerza y vigor que tenían, ya se lo dejaron a su familia, a la vida pues.

Y no desmayan, por el contrario, han logrado conseguir ya la donación de un terreno del cual desconozco con exactitud las medidas, para construir una casa para los ancianos que tendrá más espacio y más comodidades para atender a una creciente necesidad como lo es el abandono de personas de avanzada edad. Y piensan y trabajan a lo grande, con visión de futuro, pero sobre todo, con una gran sensibilidad, con un gran compromiso de ver por los que ya nos legaron su esfuerzo.

Por ello, éste domingo, habrá un Tele Maratón organizado por la señora Lily Torres Blanco de Televisión Alteña, como ya se ha vuelto una costumbre año tras año, para recaudar fondos para la construcción de éste nuevo Asilo o casa de retiro para los ancianos. Es menester, es justo también reconocer el altruismo y la bondad de muchos bienhechores que participan en todas las obras de caridad. Sería muy larga la lista y poco el espacio corriendo el riesgo de omitir a alguien, porque además muchos de ellos lo hacen anónimamente.

Para todos ellos, mi respeto, reconocimiento y aliento para que no cesen de seguir colaborando en beneficio de nuestra Comunidad. Le hacen tanto bien, que orgullosos estamos de ellos y necesitamos más. ¿Lo ven como si hay cosas lindas y positivas qué destacar? No tratemos de ver siempre el lado oscuro de la luna. Hablemos más de lo bueno que todavía existe en nuestro Pais y tratemos de conservarlo y alentarlo. Nos leeremos en la próxima entrega.

Anuncios