>El Universal.- En un arrebato por un ataque de celos, un joven neozelandés compartió en Facebook con todos sus contactos una foto de su ex pareja desnuda. La imagen iba acompañada con comentarios subidos de tono y variedad de insultos. Fue sentenciado a cinco semanas de cárcel.

Se trataba de su ex novia en una foto desnuda delante de un espejo. En principio la fotografía solo estuvo disponible para los 218 amigos de Facebook del joven, pero luego decidió levantar las restricciones y transformarlo en contenido público para todo la red. La imagen se exhibió durante 12 horas hasta que la policía intervino y la retiró.

Con tan solo 20 años Joshua Simon Ashby es la primer persona en recibir una condena por publicar en una red social contenidos que puedan violar el derecho al honor.

Los abogados del joven alegaron que las acciones de Ashby fueron realizadas bajo los efectos de alcohol y consecuencia de un ataque de celos. Andrew Becroft, el juez asignado al caso, no consideró que estos hechos fueran atenuantes y condenó al acusado a cinco semanas de encarcelamiento.

Esto fue justificado explicando que las leyes de impresión y publicación antigua no se corresponderían con la actualidad de Internet. Los padres del joven acusado entendieron la sentencia y mostraron su incondicional apoyo a su hijo.

Están convencidos que esto muestra una de las facetas del lado oscuro de Facebook y demás redes sociales y esperan que el caso de su hijo sirva de ejemplo para que las personas tomen conciencia y hagan un debido uso de las redes sociales.

Un caso similar tuvo lugar en España donde la Policía Nacional de Gijón detuvo a un adolescente de 19 años acusado por descubrimiento y revelación de secretos al publicar en una de las populares redes sociales una fotografía de su ex pareja de alto contenido erótico. Aún se desconocen los cargos presentados contra el joven.

Anuncios