>

En el templo del Espíritu Santo en Tepatitlàn, se llevó a cabo la sencilla pero muy significativa ceremonia en donde el pequeño hijo de los señores Juan Carlos Padilla y Cristina de Alba fue bautizado y de esta forma quedó liberado del pecado original.

Para esto fueron invitados como padrinos sus tíos, los señores Rodrigo Padilla y Nelly Muñoz, quienes gustosos aceptaron la responsabilidad. Durante la ceremonia el sacerdote les habló a los padrinos de los deberes que adquieren con el pequeño y después de estas palabras, la cabeza del pequeño fue acercada a la pila bautismal, en donde al rociarle agua bendita se pronunció el nombre de Santiago.

Al final de la ceremonia se ofreció en una terraza social una convivencia, donde los padres y padrinos del bautizado fueron muy felicitados.

Anuncios