>Director de policía de Cañadas
puso “dedo” al de Mexticacán

+ Ya fue arraigado por 30 el
comandante Vicente Calixto

+ Sicarios detenidos en Tepa
delatan a funcionario municipal

Cañadas de Obregón, Jal.- Tras los interrogatorios practicados a los sicarios detenidos la semana pasada en Tepatitlán, salió a relucir que el director de la policía de Cañadas de Obregón le tendió una trampa a su homólogo de Mexticacán para que fuera asesinado, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Estado consiguió arraigar por 30 días a Vicente Calixto Morales, jefe de seguridad pública cañadiense, según lo dio a conocer el mismo Procurado Tomás Coronado en un comunicado.

Como se diera a conocer, el pasado 13 de octubre alrededor de las 19:00 horas, procedente de Mexticacán y rumbo a Cañadas viajaba a bordo de una patrulla municipal el director policiaco Mario Mejía Rubalcava y su escolta de nombre Petronilo Martínez Pérez, cuando fueron emboscados por un grupo de hombres armados, muriendo el funcionario y quedando herido el acompañante.
Ahora la PGJE informó que ese día, Mejía y su escolta, al llegar a una curva conocida como El Basurero, había un automóvil varado con un sujeto a un lado fingiendo que su vehículo había quedado sin gasolina, por lo que los policías se bajaron a auxiliarlo y fue ahí que salieron varios sujetos armados y comenzaron a disparar.
Mejía Rubalcava resultó muerto y Martínez Pérez lesionado.
El 27 de octubre, en Tepatitlán, dos sujetos que viajaban a bordo de un Stratus negro fueron detenidos con varias armas de alto poder. Los sospechosos, de nombres José Armando Montoya Palma y Salvador Preciado Gutiérrez, al ser interrogados dijeron pertenecer a “La Resistencia” y las investigaciones arrojaron que habían participado en el asesinato del jefe de la policía de Mexticacán.
También, a raíz de la detención del par de sujetos, se supo que el director de la policía de Cañadas, Vicente Calixto Morales, había colaborado para que su homólogo de Mexticacán fuera asesinado.
Calixto Morales el pasado 13 de octubre, se habría comunicado con Mejía Rubalcava para pedirle que viniera a Cañadas para platicar de asuntos concernientes a la seguridad de la región. Una vez hecho esto, Calixto Morales dio aviso a los sicarios para señalarles que el director de Mexticacán ya venía en camino.
Dadas las circunstancias, la PGJE solicitó una orden de arraigo en contra de Vicente Calixto Morales, misma que se aplicará por 30 días por los hechos ya señalados. En ese lapso deberá tenerse un caso firme y así poder inculpar al director de la policía de Cañadas de Obregón.

Nervioso el vecino

Al día siguiente del asesinato de Mario Mejía Rubalcava, el alcalde de Cañadas de Obregón, Carlos González Padilla y su director de la policía municipal, el ahora arraigado Vicente Calixto Morales, acudieron a temprana hora al palacio municipal de Tepatitlán.

El alcalde, preocupado, pedía a las autoridades de Tepatitlán que los apoyaran mandando policías y una patrulla a Cañadas, ya que temían estar en peligro tras lo ocurrido a Mejía Rubalcava de Mexticacán.
Mientras Carlos González se mostraba muy nervioso, Vicente Calixto se le veía con más aplomo, aunque sin dejar de disimular la preocupación.
Anuncios