>+ Ya no nos sorprende, triste realidad
+ Traicionan sus votos y decepcionan

Por Fabiola González Ontiveros

Y siguiendo con que el mundo está en crisis por la calidad de muchas personas que lo habitan, les cuento que me encontré un video que la verdad no me sorprendió mucho, pero pues son de esos títulos que llaman la atención del morbo inmediatamente y ahí va uno a ver de qué se trata: Marido graba a su esposa con sacerdote en la cama.

Pues resulta que en Perú una empleada de limpieza estaba teniendo relaciones sexuales con el padre, y el marido bien enojado reclamándoles a los dos, además de no poder creerlo porque pues se supone que los curas no deberían de hacer eso.

La esposa sin decir nada y el padre tranquilo, sentado en la cama y justificándose, diciendo -porque no se le entiende- algo así como que reconoce que es una falta en la que ha caído. Ya después, a la hora de las entrevistas la mujer dice que está embarazada de 4 meses del sacerdote y que en realidad él la acosaba sexualmente y la forzaba a estar con él, pero en el video no se ve muy obligada que digamos… Mientras el padre por su lado ya no dijo ni una palabra, y ella además fue despedida.

No sé qué es más feo, si el hecho en sí o el que no me sorprendió. Quiero decir, por supuesto que me llamó la atención, pero fue más lo de “¡ande wey los cacharon!”, en lugar de pensar ¡Un cura!, ¿cómo?!
Les explico por qué es feo, porque eso significa que ya tengo la mentalidad de que la calidad de las personas en el mundo es una porquería, y automáticamente preparo mi mente para recibir puras malas noticias que día a día se convierten en normales. En estos días uno ya no ve el noticiario para saber qué ha pasado en el mundo, sino para saber cuántos muertos hubo en el día. Por eso digo que es muy triste el hecho de que no me sorprenda, porque ya me espero que algo decepcionante pase todos los días.

No es además precisamente un secreto que mucha gente en la iglesia tiene la mente más torcida que un ateo común y corriente, en los últimos años se han dedicado a sacarle a la iglesia todos los trapitos al sol, que son bastantes y seguro aún no se acaban. Si fueran personas normales ni siquiera habría tanto problema, pero resulta que deben ser el ejemplo de lo que debemos ser nosotros si en nuestra mente cabe la idea de ir al cielo después de morir.

Por supuesto que hay muchos padres que de verdad hacen lo que tienen que hacer, son buenos y hacen lo que deben pues, pero muchos otros parecen seres más dañinos que usted o yo. Hay gente convencida de que si la iglesia dejara casarse a los sacerdotes, muchos de estos problemas desaparecerían, porque dejaría de ser mal visto algo que de todos modos no es secreto que muchos de ellos hacen.

Mi intención no es echarle tierra a la religión, en mi casa somos católicos y todavía vamos a misa en familia como costumbre, y aunque a veces se me olvide trato de hacer lo que está bien para la iglesia, porque así me criaron pues, con los valores de una familia católica.

El problema es que con el paso de los años te das cuenta que es una organización como cualquier otra, que un poco ayuda a creer al que quiera creer, pero esta organización está dirigida por personas, insisto, como usted o como yo, de tal manera que como humanos pueden hacer las mismas barbaridades que cualquier otra persona, o hasta peor porque tienen más poder que una persona común y corriente.

Por más iglesia que sea ha cometido faltas gravísimas a lo largo de la historia, en las que van totalmente en desacuerdo con lo que predican, por lo que les digo, que es como una empresa enorme dirigida por humanos, que pueden tener las mismas ambiciones que cualquiera de nosotros, aunque le grite al mundo que es mejor persona porque cree más que nosotros. Entonces yo, seguiré siendo católica y creeré en Dios, pero me reservo mi confianza en la Iglesia, que aunque dicen que van por el mismo camino, hay personas ahí metidas que demuestran totalmente lo contrario.

Anuncios