>Reforma.- Una ciudad balnearia del sur de Italia debate la prohibición de la minifalda y otras prendas de vestir consideradas provocativas para mejorar, según afirma el Alcalde, los estándares de decencia pública, dijo la BBC.

“Nada que revele más de la cuenta”, dijo Luigi Bobbio, el jefe comunal de Castellammare di Stabia, un pueblo turístico ubicado en la Bahía de Nápoles.

Bobbio, del partido del conservador Pueblo de la Libertad, dice que intenta atacar el “mal comportamiento, las transgresiones a los reglamentos y a la gente pendenciera”.

De aprobarse la propuesta, también quedaría prohibido tomar el sol y jugar futbol en lugares públicos.
Los transgresores podrían enfrentar multas de entre 35 y 700 dólares.

Castellammara di Stabia es la ciudad más reciente en hacer uso de los nuevos poderes extraordinarios que les entregó a los gobernadores la gestión de Primer Ministro, Silvio Berlusconi, con el objetivo de combatir la delincuencia y enfrentar el comportamiento antisocial.

Anuncios