>Por Rubén Arias Barajas
 

Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre.

En un acto que yo llamo de la más elemental justicia, se efectuó un evento en el cual se conmemoraron cien años del nacimiento del Lic. Don Francisco Medina Ascencio, fallecido, si la memoria no me traiciona, el 15 de Septiembre de l993.

Es sin duda uno de los hombres más valiosos que ha dado ésta tierra roja. Inclusive puedo decir sin temor a equivocarme, que el progreso de Arandas hasta cierto punto, no se podría entender sin las obras que gestionó y efectuó en beneficio de su tierra.

Y en realidad, no hizo obras de esas conocidas como de relumbrón, sino que fueron de aquellas que proyectan a otras dimensiones de progreso a una comunidad como lo era Arandas cuando él fue Gobernador del Estado de Jalisco creo que de 1967 a 1972.

Se distinguió  por ser un hombre culto, honesto, muy buen administrador, humanista, sensible y con tantos atributos que ahora son tan escasos entre muchos políticos de ésta época, que la verdad deberían leer su biografía para darse cuenta de lo que es vivir para servir y no servirse para vivir.

En la ciudad de México inició su trayectoria política y allá  fue donde recibió la noticia de que le sería dada una oportunidad para servir a Jalisco, a su Estado y aunque estaba inmerso en sus actividades como Licenciado en Derecho, la política desde el punto de vista de su noble tarea que es servir, llamó  su atención. Sus cualidades como persona honesta y confiable, le permitieron entonces venirse a la ciudad de Guadalajara en donde al poco tiempo sería electo Presidente Municipal.

Su gestión fue exitosa. Se habla de magnas obras que en su tiempo hizo y que podemos mencionar entre muchas otras, los Aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta, e infraestructura urbana importante que todavía hoy perdura como Plaza del Sol que en su momento catalogaron como una locura además de muchas otras obras que sería muy largo ennumerar.

Su exitosa gestión, lo proyectó a ser el candidato indiscutible a la Gubernatura del Estado de Jalisco, que naturalmente ocupó. Desde ahí apoyaría a Jalisco, sin olvidar a su tierra natal en donde hizo carreteras que comunicaron bien a ésta población, las redes de agua potable, espacios deportivos, escuelas y muchas otras obras más que en obviedad de espacio y tiempo no quiero repetir.

Fue también alguien que tuvo una exitosa carrera diplomática, pues fue embajador de México ante Italia y Túnez. El CONALEP se debe también a su presencia y no podemos ignorar lo que hizo por los Empleados del Gobierno Estatal que no tenían absolutamente ninguna prestación económica, por lo que tuvo la idea y fundó el sistema de Pensiones del Gobierno del Estado. Tampoco se olvidó  de los niños de la calle a quienes inicialmente levantaba personalmente acompañado de su familia y consiguió  formar instituciones que les dieran cobijo.

Por eso y muchas otras cosas más, Arandas agradecido, por conducto de la sociedad representada entre otros por ROTARIOS, ARCA, ARQUITRABE y las Autoridades Municipales acompañándolos, tuvieron a bien efectuar una velada literario musical en el Club de Leones de ésta ciudad el viernes próximo pasado en donde con la presencia de sus hijos Fili y Luis Rodrigo Medina Jiménez, se efectuó un programa en donde asistieron y participaron el Secretario de Cultura del Gobierno del Estado Alejandro Cravioto representando al Gobernador del Estado de Jalisco, el Lic. Alfonso de Alba Martín, Presidente del Colegio de Jalisco y distinguido político, el Lic. Flavio Romero de Velasco y su señora esposa Yolanda Castillero de Romero, el Diputado por el Tercer Distrito Lic. Ricardo García Lozano, el Dr. José Antonio Muñoz Serrano, de la Oficina de Coordinación del Gobierno del Estado, el Presidente Municipal de Arandas José Luis Valle Magaña, Regidores y Funcionarios del Ayuntamiento, Ex Presidentes Municipales, estudiantes del CONALEP Arandas y miembros de la Sociedad Arandense, fueron testigos de un muy emotivo evento donde se recordó en su fecha de nacimiento a éste valioso hombre.

Hubo, en ésta misma fecha, homenajes similares tanto en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, como en Puerto Vallarta, donde la avenida principal de ingreso, lleva el nombre de éste distinguido Arandense, por eso su familia tuvo que distribuirse en los diferentes puntos del Estado para tener representación familiar.

Bien por ello. Bien por todos aquellos hombres que pudieron darse el lujo  de dejar una huella imborrable y plausible por sus obras, por sus hechos y por su conducta. Por esto, honor a quien honor merece.
Nos leeremos en la próxima entrega.

Anuncios