>

Por Rubén Arias Barajas

Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre.

En la semana pasada, el Gobierno Municipal de Arandas tomó la decisión de festejar lo que algunas personas pensaron que quería decir los 250 años de la fundación de Arandas.

Sin embargo, se hicieron los avisos correspondientes en el sentido de que se estaban festejando los 250 años de historia de Arandas, lo que realmente fue una pertinente aclaración para evitar confusiones.
Y es que ha habido mucha polémica en relación a la fecha de fundación, pues mientras que el desaparecido cronista de Arandas don Alfonso Fonseca Fonseca daba como hecho que Arandas se fundó el l2 de Diciembre de l761, en realidad no existen documentos oficiales ni del gobierno o de la iglesia, que avalen tal aseveración.

Hay historiadores de esta zona, de mucho prestigio como Mariano González Leal, que es un estudioso del tema de la Región de Los Altos, quien en sus conferencias que ha venido a dictar en días pasados, tampoco ha podido definir con autoridad tal fecha.

Hay otras personas, también estudiosas del tema, que señalan otras fechas, pero en una sola coinciden todas esas voces. En que no hay ningún documento de ninguna especie que respalde las aseveraciones, por lo que solamente conocemos hipótesis.

=Estas hipótesis han surgido atenidos a que las fundaciones de los pueblos generalmente tenían mucho que ver con el Santo o Santa a quienes eran dedicados los templos que se erigían en su momento y algunos documentos de la Parroquia de Ayotlán que pueden ser consultados, hablan de algunas ceremonias o eventos religiosos celebrados en una pequeña capilla de Arandas, en su centro.

Es de ahí de donde surgen entonces las hipótesis respecto de la fecha, pues es definitivamente cierto que en esos archivos de la parroquia de Ayotlán, existen datos importantes y fidedignos porque Arandas pertenecía, en los aspectos eclesiásticos, a tal lugar y ahí se llevaban tales registros que aun pueden ser consultados.

De cualquier manera, ante los hechos de la inseguridad que se vive cada día peor, el festejo fue un remanso de fin de semana que brindó a muchos arandenses la oportunidad de festejar tal fecha acudiendo al Parque Hidalgo en donde se celebró una Sesión de Cabildo Solemne para festejar lo ya mencionado, pero también se tomaron acuerdos que se llevaron a cabo de inmediato.

Uno de ellos, fue el brindar un reconocimiento público a figuras importantes en la historia de Arandas. Don Manuel Esperón fue el primer mencionado para ser distinguido por las autoridades municipales, en virtud de ser el compositor de la canción “Arandas” que viene a ser como nuestro himno.

Fue muy emocionante ver a Don Manuel Esperon, brillantísimo compositor, encorvado, con dificultades para caminar, del brazo de su esposa, llegar al parque Hidalgo para ocupar su asiento en las filas delanteras, con un gran entusiasmo y cosa que se debe agradecer mucho, venir ex profeso desde la ciudad de México para esta ceremonia. Fue muy aplaudido.

También se distinguió al organista Javier Hernández Vázquez, oriundo de esta tierra, concertista famoso que ya radica en la ciudad de Guadalajara y que aunque poco viene, se le reconoce bien y a quien ya se había nombrado en otra ocasión, arandense ilustre por parte del Consejo de Turismo de la Región de Los Altos.

El evento fue maravilloso, fue un concierto después con un tenor venido de la ciudad de Guadalajara que interpretó sus canciones al compás de la música de un mariachi y su potente y bien timbrada voz, se escuchó hermosa en ese escenario con una noche que nos brindó la naturaleza que daba envidia, como dijo el del rancho “cero grados, ni frío ni calor”.

Músicalmente fue un programa amplio y bueno que la gente disfrutó mucho, pues se colocaron sillas frente al escenario y con comodidad se dieron las cosas.

Total que festejos no faltan afortunadamente. Al mal tiempo buena cara y disfrutar de los pocos momentos que nos pueden alejar de la dura realidad de una economía en cierta crisis y la inseguridad que ya nos golpea fuerte a nosotros también por acá.

Nos leeremos en la próxima entrega.

Anuncios