>Por Ana Paula de la Torre


Un país, está relacionado con sus símbolos siempre. La bandera, el águila, el himno, nuestros billetes, nuestros artistas, los colores de nuestros paisajes, nuestras instituciones… 
 


Después del encontronazo que los diputados tuvieron en San Lázaro luego de la elección del “espurio” como lo llamaban los enojados con el resultado final de la elección, la cámara de diputados no había vivido un espisodio tan vergonzoso como el actual. 


El fuero, nació el siglo pasado como una protección a aquellos políticos, sobre todo los liberales que eran perseguidos en su cargo con fines políticos y por cuestiones ideológicas. Eran otros tiempos, hoy las tecnologías nos dan señas de cosas que pueden ser muy obvias, aunque no niego, que también pueden ser manipuladas, como las pruebas. ¿Quién sabrá la verdad de Julio César Godoy? Las investigaciones han comprobado la autenticidad de las cintas de grabación. Por lo menos eso dicen.


Son tan descaradas que aún si tuviéramos la mente inocente y creyéramos que el político podría tener nexo con personas del narco sin que eso lo involucre en el tema, la última cinta dada a conocer, la misma de la que habló Salvador García Soto en su columna publicada en días pasados, señala lo siguiente: se escucha al presunto narcotraficante “La Tuta”, jefe de “La familia” michoacana, comentarle a Godoy que le pida al gobernador que interceda en el ámbito federal para “que nos deje de estar chingando la policía federal”.


Lo anterior nos señala dos cosas (cualquier similitud con la película “El Infierno es mera coincidencia).


Nos señala: número uno, que el gobierno federal realmente está haciendo cosas para desarticular al narco (o por lo menos a algunos sectores del narco) y que molesta a algunos capos importantes como a este señor. 


Dos… que todo es negociable. ¿Qué andaría el supuesto narcotraficante pidiendo intercesión tan directa como se la pide a Godoy con el gobernador si no fuera algo que pudiera rendir frutos?. 
Terminando….


Según los perredistas, todo, absolutamente todo es un “compló”, es real que hay cosas demasiado descaradas como el “Compló” que hubo contra Andrés Manuel con el tema del desafuero. Pero esto, esto de Godoy es un descaro, señal de que la ley no siempre es justa, que el congreso puede servir para montar un circo por historias personales, de quienes, si entendieran el carácter y el tamaño simbólico de su cargo, ya lo habrían dejado…

Anuncios