>Por Alejandrina Franco Camarena.- Pacífica y creativa fue como se calificó la manifestación que se llevó a cabo el pasado 30 de Septiembre por estudiantes y personal del la Universidad de Guadalajara.

Con la finalidad de lograr ser escuchados y que el gobierno pague de una vez por todas los 701 millones de pesos que le debe a la UdeG, 90,000 estudiantes se dieron cita de una manera organizada, en donde se demostró tener una gran inteligencia e imaginación, ya que calculaban la participación de entre 40 y 50 mil estudiantes, y a pesar de que fue casi el doble de personas las que acudieron, lograron terminar con saldo blanco.

El Centro Universitario de Tepatitlán logró reunir entre alumnos universitarios y de bachillerato y personal administrativo, a 600 personas aproximadamente, llenando  15 autobuses, los cuales partieron rumbo a Guadalajara alrededor de las 8:30 de la mañana y finalizando en el mismo centro a las 3:00 de la tarde.

A decir de los que participaron en la marcha por parte del Cualtos, se mostraron satisfechos por esta participación, ya que a pesar de que no fueron un gran número de estudiantes, los que estuvieron presentes se hicieron notar, al igual que los miles que estaban ahí, mostrándose pacíficos y tranquilos, y gracias al equipo de seguridad, integrado por directivos, formaron una valla la cual logró evitar cualquier tipo de accidente, o enfrentamiento por parte de los contingentes.

Por su parte el Rector General Marco Antonio Cortés Guardado señaló que si el Gobierno se sigue haciendo de oídos sordos la UdeG seguirá manifestándose. Posteriormente la comisión fijará las fechas para realizar una reunión de todos los rectores para tratar de ponerle un fin a esta situación.
Anuncios