>Zapotlanejo, Jal.- Primero fue los desmembrados en Michoacán que eran originarios todos de esta ciudad, luego la balacera entre los policías y los miembros de la resistencia que dejó cuatro detenidos con un delincuente lesionado.

Esto originó una psicosis en el ánimo de los habitantes de esta ciudad que ha generado una serie de rumores que están afectando más que los mismos hechos delictivos vividos en las últimas semanas. La autoridad pide calma y no dejarse llevar por estos rumores donde quedan en eso solamente.

Los mismos van desde más personas mutiladas y cercenadas, que levantaron a Fulano o Zutano, que se están llevando a niños y mujeres del pueblo, etcétera.

Si bien es cierto que los hechos ocurridos son delicados, la calma debe prevalecer y parar ese cáncer que corroe más que los mismos sucesos, la vida de las familias debe continuar con normalidad quizás tomando algunas medidas preventivas y sobre todo darle importancia a la denuncia ciudadana que ha sido pieza clave en la lucha contra la inseguridad.

Anuncios