>Por Flavia Bustamante

Viendo el sondeo de esta semana compruebo, aunque nomás se hayan preguntado a veinte personas y por más que les pese a los que siempre quieren descalificar la opinión de la gente de Tepa, compruebo – decía, que esta administración no está mostrando el cambio que tanto prometió.

Y cuando se lo preguntan a las autoridades municipales, lo primero que le responden a uno es que el gobierno federal es quien no manda el dinero para las obras, que no se puede empezar, que la obra que estaba programada para tal fecha no se podrá hacer hasta después y así otros versos.

Si esta administración quiere que 7 días informe en vez de estar “inventando”, pues les tengo una noticia: la gente siente que esta administración no está haciendo nada, salvo, como más de uno lo menciona en el mismo sondeo, el trabajo del profesor Jorge Villaseñor, del cual reconozco haber pensado “no le veo cejas a la iguana”, sin embargo, es quien más ha hecho con menos. Y contrariamente, de quienes esperaba algo más, y no sólo yo, no lo están haciendo.

Entonces ¿a qué viaja tanto la presidenta y las comisiones si el dinero nunca llega a Tepa? ¿Por qué se quejan muchas personas de que no son recibidas por ella? ¿Por qué a nueve meses de su gestión hay empleados que saben que en cuanto le pongan a un muchachito “a enseñarse” en el puesto que ellos ocupan, como dicen acá, sienten la seguridad de que serán despedidos en poco tiempo? ¿Qué pasó con el parque Bicentenario? ¿Y la magna obra de la avenida Carnicerito?

Y esto no es de ahora, como lo menciona mi compañero Tabasco en su columna, el boulevard Anacleto González está destruido, y eso fue hecho en la administración pasada, con más recursos y más tiempo, pero ya la gente no es tonta, ve que las cosas no se hacen bien y no perdona. Ahora está pasando lo mismo con Cecilia, la diferencia es que ella está a tiempo, no mucho, de cambiar eso, sin embargo, si sigue cerrándose a la realidad no lo logrará.

Y en lo que estaba escribiendo esta columna llega un amigo y le pregunto: A ver vos que sos de acá y andás más en la calle, decime: ¿qué obra ha hecho Cecilia y que vos recuerdes?

Mmm, a ver, déjame pensar – me dijo.

Y al rato continuó diciendo: – ¿No quieres mejor que vaya a la plaza y le pregunte? ahorita anda ahí, la neta yo no he visto nada. No sé ¿sacar a los panistas y poner a todos sus parientes y amigos?
(Risas)

Y todavía recuerdo cuando estaban en campaña, no Cecilia, sino uno de los que ahora es regidor al cual no quiero nombrar porque es un tipo muy llorón, por cualquier cosa protesta, me dijo: Flavia, échanos una mano, vas a ver el cambio que habrá en Tepa, somos compas. ¿Compas? – le dije. Yo no soy compa de nadie, y me da lo mismo que gane Cecilia o Arturo porque como la gente normal, yo sí voy a tener que seguir trabajando como hasta ahora.

Por suerte no fui una de las personas que cayó en ese cuento, pero sí hubo otros que lo creyeron y un par que se arrepintieron, como el ingeniero Luis Ramírez y Sanjuana, ambos regidores en el periodo anterior, que renunciaron. Los motivos, creo saberlos.

Pero fui a preguntárselo a Cecilia, pero para eso tuve que pedir cita, me la dieron pero la cancelaron. La única que vez que me recibió formalmente y sin previa cita con su asistente, fue cuando los panistas les pidieron explicaciones acerca de por qué su hermano conducía un vehículo oficial. Fue la única vez ¿qué raro no?

En fin, yo sí espero el cambio, pero Cecilia debe tratar de convencer al resto de las personas de que está encaminado este gobierno.

Por lo pronto, si quieren ver obras, vayan al Olimpo el jueves 7 a ver Bicentenorio.

Anuncios