>



Tepatitlán, Jal.- Los dos autos Nissan que fueron rifados por la iglesia católica con la finalidad de recaudar fondos que serán destinados a la Estancia Grata de la Tercera, fueron entregados a sus respectivos ganadores.

Por cierto en esta ocasión y por obra de Dios, los premios fueron recibidos por una institución y el otro por una persona, pero ambos con el mismo camino, el primer premio que fue para el Banco Diocesano de Alimentos con el número 4426, este premio que les cae de maravilla, ya que esta institución hace entrega de 600 despensas a igual número de familia y el premio fue entregado al señor Saúl Arath Baltazar Venegas.

El segundo premio fue para el señor Pedro Velázquez con el número 6061 y al recibir las llaves, estas se las regreso al sacerdote y dijo que había escuchado en el evangelio “ Señor no me hagas rico, ni tan pobre para que me hagas robar, dame lo necesario para vivir” y regaló el auto para que sea vendido y el dinero canalizado a la estancia grata, pues señaló que resto le servirá para sus hermanos y porque no, con el tiempo posiblemente a él también.

Los premios fueron entregados por el sacerdote Andrés Sáenz, el padre Guadalupe Franco y Jesús Martín Gutiérrez

Anuncios